Buenos Aires, 23/10/2017, edición Nº 1804

El cuerpo legislativo de la Ciudad aumentó la cantidad de leyes aprobadas en marzo

Diputados porteños sancionaron 8 leyes el mes pasado, entre las cuales se destacaron la urbanización de villas, el Paseo de Bajo y el acompañamiento en los partos.

(CABA) Pese a que el 2017 es un año marcado por las elecciones, el cuerpo de diputados de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires trabaja de manera tal que cuando llegue el momento de la campaña electoral -que involucrará a la mayoría de los legisladores – no afecte su desempeño.

Es así que tan solo en el mes de marzo los porteños sancionaron 8 leyes, no obstante, vale remarcar que 4 de ellas eran de segunda lectura; sin embargo -teniendo en cuenta el contexto- es un incremento más que significativo en materia de normativas aprobadas, dado que en marzo del 2016 solamente se consideraron 6 de ellas.

Asimismo, el Palacio Legislativo tuvo un buen inicio de ciclo parlamentario en lo relativo a la asistencia, dado que el promedio fue del 95,41%. De esta manera, la legisladora que más veces se ausentó fue la oficialista Victoria Roldan Méndez – quien no estuvo presente en las primeras dos sesiones-; mientras que los diputados Marcelo Depierro y Graciela Ocaña (Confianza Pública), Paula Penacca, Pablo Ferreyra y Lorena Pokoik (FpV), Roberto Quattromano (Pro), Gabriel Fuks (CNLM) y Paula Oliveto Lago (CC ARI) faltaron 1 vez cada uno.

Deudas saldadas, la sanción de los proyectos de segunda lectura

Entre las leyes más destacadas es este año se encuentra la reurbanización de la villa Rodrigo Bueno, la cual fue aprobada por unanimidad en el recinto porteño, que propuso “una solución adecuada que posibilita la articulación del derecho a la vivienda de dicha población con el derecho al medio ambiente de la ciudadanía, compensando y reduciendo al mínimo el impacto que pudiere existir por la desafectación de una pequeña porción de la Reserva Ecológica Costanera Sur” y dispuso que “el IVC cree herramientas coherentes para ofrecer oportunidades y facilidades en el acceso a una vivienda digna, y tiene como objetivo central establecer una política habitacional sustentable, en el marco de la superación de la pobreza y el desarrollo integral de la comunidad”.

En este mismo sentido, se sancionó la urbanización del Playón Chacarita -conocido también como el asentamiento Fraga-, cuyo objetivo era el de que “los habitantes puedan gozar plenamente del derecho a una vivienda digna acompañado de un mejoramiento en su calidad de vida y lograr una integración tanto urbana como social a la ciudad”, y que le dará prioridad en la adjudicación de viviendas y soluciones habitacionales definitivas aquellas “familias que habiten viviendas emplazadas sobre la traza de las vías circulatorias a materializar”, “habiten viviendas en riesgo de derrumbe”, “con personas con discapacidad y/o adultos mayores”, “víctimas de violencias de género”, etc.

Asimismo, otra de las iniciativas de segunda lectura fue la construcción de las torres Catalinas Norte 2 , mediante el cual se permitió “el uso de unas 12 hectáreas desafectadas como terrenos portuarios y ferroviarios, donde se planifica un parque y aprovechamientos comercial e inmobiliario relacionado con el futuro Paseo del Bajo”.

Por último, el Paseo del Bajo fue la 4 ley de segunda lectura aprobada en el año y prevé la construcción de una nueva traza que “tendrá una extensión de 1,9 kilómetros y estará formada por dos tramos: uno que se extenderá entre Carlos Pellegrini / Cerrito y el nuevo Centro de Exposiciones y Convenciones (CEC) y tendrá tres carriles en sentido hacia la Provincia y entre tres y cuatro (según el tramo), mano al centro; en medio de ambas manos, y para generar menos contaminación visual y auditiva, habrá un gran cantero central con plantas”.

Modificaciones de leyes

A su vez, 2 de las normativas sancionadas en la primera sesión ordinaria del año propusieron cambios en leyes vigentes. La primera de ellas tuvo que ver con una serie de modificaciones a la Ley 1.040, para asegurar el cumplimiento del derecho que tienen las embarazadas a ser acompañadas por una persona de su confianza personal durante el proceso de alumbramiento.

En este sentido se estipuló “la obligación de establecer las medidas que sean necesarias para capacitar al personal profesional y no profesional, adecuar los recursos físicos y la estructura organizativa” y que “el Ministerio de Salud debe impulsar campañas para difundir el contenido de la ley, ya sea mediante los medios de comunicación como a través de la provisión de difusión gráfica en los efectores del sistema, a los que se obliga a exhibirlo en un lugar visible en los sitios de atención al público” dado que “los servicios de salud tienen que informar a las personas de sus derechos y obligaciones”.

La otra propuesta impulsó una serie de modificaciones en la ley 578 -la cual es la encargada de regular el sistema de reconocimientos, distinciones y declaraciones de interés en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires – busca diferenciar los reconocimientos en el ámbito de la Cultura, Ciencia, Deporte y Derechos Humanos, de los que declaran a ciertas personalidades como Ciudadanos Ilustre.

De este modo, y con los correspondientes cambios, se podrá entregar en una única oportunidad las distinciones de “Personalidad Destacada de la Cultura, Ciencia, Deporte, Derechos Humanos y Educación por iniciativa parlamentaria en los términos fijados por la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires”. A su vez, se incluirá la figura de “Personalidad Destacada Joven”, mediante la cual podrán ser galardonados “jóvenes de 18 a 35 años nacidos en la Ciudad de Buenos Aires o que hayan residido en ella durante 5 años como mínimo y que se hayan destacado en los rubros mencionados”. NR

Comentarios

Ingresa tu comentario