Buenos Aires, 17/10/2017, edición Nº 1798

El colegio de Auditores brindó un acto especial para empleados que se jubilaron

La Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires le entregó medallas a aquellas personas que formaron parte del organismo de control durante varios años.

(CABA) La Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires, ubicada en la Avenida Corrientes 640, barrio porteño de San Nicolás, brindó un acto en honor a todas aquellas personas que fueron personal del organismo de control durante varios años y que al fin se jubilan.

El evento estuvo encabezado por la Presidenta de la Auditoría, la Licenciada Cecilia Segura Rattagan y la Auditora General, la Licenciada María Raquel Herrero.

A todo el personal que se jubiló le entregaron medallas como recuerdo de uno de los momentos más importantes de su vida.

“Jubilarse es más que un simple acto administrativo, es comenzar un nuevo camino junto a sus seres queridos a disfrutar lo que tanto sacrificio le costó cosechar, porque le queda todavía mucho por vivir”, fue el emocionante mensaje que se les dedicó al personal en el acto, y cerraron diciendo: “El colegio de Auditores no los despide, les dice hasta luego”.

MG

Comentarios

Ingresa tu comentario