El cirujano Lotocki irá a juicio oral por “daños a la salud”...

El cirujano Lotocki irá a juicio oral por “daños a la salud” de Silvina Luna y Stefania Xipolitakis

(CABA) El cirujano de las famosas, Aníbal Lotocki, fue procesado por provocar daños a la salud de la modelo Silvina Luna y la vedette Stefanía Xipolitaxis, por lo que la Cámara del Crimen confirmó que irá a juicio oral por “lesiones culposas” y lo embargó por 2 millones de pesos.

La Sala Quinta del Tribunal ratificó el procesamiento por lesiones culposas porque determinó que el profesional utilizó en las intervenciones estéticas una sustancia que no estaba autorizada por la Anmat para “tejidos profundos” como muslos y glúteos.

Lotocki “infringió su deber de cuidado al colocarse ese material en zonas del cuerpo en las que no estaba indicado su empleo”, precisaron, por lo que quedó a un paso del juicio oral.

Los jueces Mirta López González y Mauro Divito coincidieron en que el médico utilizó “inadecuadamente” una sustancia denominada “Metacrill”, cuya aplicación no está permitida “en la profundidad de los tejidos y por ende tampoco en la región glútea”. “El Cuerpo Médico Forense estimó que la sustancia de relleno colocada en el cuerpo de Xipolitakis contenía ‘subiton’, de uso traumatológico; y en el supuesto de Luna se desconoce qué sustancia le fue introducida”, resumieron los camaristas.

Como consecuencia “Xipolitakis presentó una induración generalizada y Luna padeció una franca induración atípica de los segmentos superiores de los glúteos mayores a predominio del glúteo izquierdo”, revelaron los informes médicos.

Semanas atrás la fiscal Graciela Gils Carbó había solicitado el pedido de juicio oral contra Lotocki tras la denuncia de Gabriela Trenchi, una de las pacientes que sufrió complicaciones tras realizarse en agosto de 2015 una intervención estética con el cirujano. La paciente había pactado con Lotocki una cirugía en la que le colocarían hilos tensores en los glúteos, además de una pequeña lipoaspiración en la zona, extrayéndole grasa para mezclarla con plasma de su sangre y volverla a inyectar para dar volumen. Pero el médico le colocó un producto de relleno que contenía “microesferas de polimetil metacrilato (PMMA)”, en lugares del cuerpo en los que está prohibido su uso y en cantidades superiores a las recomendadas.

A raíz de ello, la mujer padeció la alteración del tejido celular de los glúteos mayores y los músculos de los muslos y piernas “caracterizada por la aparición de granulomas o farmacomas, de difícil resolución quirúrgica”.

Lotocki acumula varias denuncias en su contra, como por ejemplo la de su ex pareja, Pamela Sosa, quien también lo acusó por haberle colocado una sustancia tóxica que le trajo problemas de salud. NT