El Centro Cultural Konex recibe a una cumbre de hackers

El Centro Cultural Konex recibe a una cumbre de hackers

(CABA) Aunque formalmente se presenta como la conferencia de seguridad informática más grande de Latinoamérica, suele ser más conocida como la reunión anual más importante para los hackers de toda la región. Se trata de Ekoparty, un encuentro de tres jornadas, que se realizará del miércoles 26 al viernes 28 de octubre en el Centro Cultural Konex de la ciudad de Buenos Aires y donde se podrán acceder a charlas sobre temas que van desde cómo un auto puede ser hackeado fácilmente hasta la vulnerabilidad de los sistemas de voto electrónico.

“Comúnmente se piensa que el hacker es alguien que está solo, en un garaje. Pero nosotros lo vemos como un investigador. Los hackers argentinos tienen un nivel muy bueno, en el buen sentido, y son muy requeridos. La mayoría son contratados por empresas locales y del exterior, para las que trabajan en forma remota, como especialistas oficiales de seguridad. En nuestro rubro, la demanda de trabajo explota”, aclaró Leonardo Pigñer, uno de los organizadores de la Ekoparty.

Como todos los años, el evento tendrá una modalidad participativa. Mientras el gobierno argentino está impulsando la implementación del sistema de voto electrónico para las elecciones legislativas del año que viene, en varias charlas se mostrarán cuáles son los peligros y las vulnerabilidades de este sistema. Además, la experta en seguridad Sheila Berta expondrá sobre el alto riesgo de seguridad para los usuarios de automóviles y cómo sus sistemas pueden ser hackeados y manejados remotamente por un atacante.

“Vamos a traer un auto y lo vamos a poner en el patio del Konex para mostrar cómo se puede hackear. Hoy se puede apagar, levantar los seguros, bajar las ventanillas de un vehículo de forma remota, incluso de un auto que esté estacionado. Especialistas y empresas están poniendo ahora mucho foco en esto porque en unos dos años va a ser un problema”, explicó Pigñer.

Otra de las actividades será un recorrido por la Ciudad de Buenos Aires, para concientizar sobre la falta de seguridad de las redes wi-fi (públicas o privadas). Unos 50 hackers se subirán con sus netbooks a un colectivo –del tipo “tren de la Alegría”– y desde allí irán detectando redes wi-fi y verificando su seguridad, luego la información será subida a un mapa de Google.

“Es una de las principales conferencias del mundo sobre el tema de seguridad informática. Vienen alrededor de 2500 profesionales de todo el mundo. Son personas que saben mucho del tema y vienen a ver qué es lo último que está pasando en el mundo de la seguridad. Todos nacimos con el hacking y hoy estamos trabajando en alguna compañía o con un emprendimiento propio”, dijo Pigñer, y agregó que muchos de sus colegas argentinos lograron convertir su pasión en una profesión. NT