Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

El cartonero que viajó a Roma para ver la asunción del Papa

Sergio Sanchez es representante del Movimiento de Trabajadores Excluidos y viajó invitado por el arzobispado de Buenos Aires a presenciar el inicio del pontificado de Francisco. Sanchez participó de las homilías que Bergoglio realizaba en villas porteñas. (Ciudad de Buenos Aires) Un cartonero que se gana la vida recogiendo residuos en las calles de la Ciudad forma parte de la nutrida delegación argentina que este lunes asiste a la misa...

Sergio Sanchez es representante del Movimiento de Trabajadores Excluidos y viajó invitado por el arzobispado de Buenos Aires a presenciar el inicio del pontificado de Francisco. Sanchez participó de las homilías que Bergoglio realizaba en villas porteñas.

Jorge Bergoglio Sergio Sanchez parabuenosaires.com

(Ciudad de Buenos Aires) Un cartonero que se gana la vida recogiendo residuos en las calles de la Ciudad forma parte de la nutrida delegación argentina que este lunes asiste a la misa de inicio del pontificado de Francisco.

Sergio Sánchez, representante del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), forma parte de la delegación argentina, integrada por 140 personas, por una invitación del Arzobispado de Buenos Aires.

“Es un orgullo poder venir como representante de los cartoneros. Gracias a Dios estuve a cinco metros a la izquierda de él. Estoy contento porque estuve más cerca de lo que estuvo la Presidenta”, expresó en “El Oro y el Moro” por Radio 10.

Sánchez contó que fue “con la ropa del trabajo” y despertó interrogantes entre los presentes. “Todo el mundo me miraba sin entender qué hacía al lado de Bergoglio”, afirmó.

Luego agregó: “Tuvimos el gran honor de que nos saludara primero a nosotros que a los presidentes. Estuvimos en el privado en el que me dio un beso y nos dijo que tengamos fe que íbamos a seguir adelante”.

El representante de los cartoneros conoce bien al papa Francisco porque participó en algunas de las homilías que Jorge Bergoglio realizaba en zonas marginales cuando era arzobispo de Buenos Aires. “Estamos acostumbrados a estar cerca suyo y siguió manteniendo el mismo espíritu. Estuvimos sentados como la gran familia de él”, señaló Sánchez.

Sin embargo, el representante del MTE debió sortear varios obstáculos para poder asistir al Vaticano. Al llegar a Italia, “lo sometieron a una revisión humillante y hasta le sacaron una placa de tórax para ver si tenía droga; todo porque no llevaba plata”, explicó Juan Grabois, abogado de la agupación, en declaraciones radiales.

La comitiva argentina está integrada por unas 140 personas e incluye jueces, parlamentarios, dirigentes empresariales y sindicales.

La delegación oficial argentina está encabezada por la presidente, Cristina Fernández, que viajó a Roma acompañada por un reducido grupo de invitados y fue recibida este lunes por el Papa en un gesto de cortesía con la jefa de Estado.

Comentarios

Ingresa tu comentario