Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1834

El Banco Central y migraciones juntos contra el “dólar Buqueblue”

El BCRA se valdrá de migraciones para saber quienes viajan a Uruguay en busca de dolares, y también quienes no viajan pero se hacen traer por otros. (Ciudad de Buenos Aires) Se busca detectar quiénes no salieron del país y prestaron sus tarjetas para que otras personas retiren dólares de los cajeros en Uruguay. En algunos casos se habla de fraude a bancos. Las entidades limitarán las extracciones a $2000...

El BCRA se valdrá de migraciones para saber quienes viajan a Uruguay en busca de dolares, y también quienes no viajan pero se hacen traer por otros.

dolares-colonia-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) Se busca detectar quiénes no salieron del país y prestaron sus tarjetas para que otras personas retiren dólares de los cajeros en Uruguay. En algunos casos se habla de fraude a bancos. Las entidades limitarán las extracciones a $2000

El Banco Central está decidido a que se detenga la fuga de dólares de los argentinos en Uruguay. El denominado “dólar Colonia”, o sea retirar billetes verdes de los cajeros del país vecino mediante la tarjeta de crédito, está más que nunca bajo la lupa.

Se sabe que hay colas en los cajeros de Colonia o Montevideo porque los argentinos viajan con varias tarjetas (propias y ajenas) para sacar la mayor cantidad de dólares posibles y “maximizar” la ida al país vecino. Se habla, también, del “dólar Buqueblue” en referencia a la tradicional empresa de transporte que permite que los argentinos crucen el charco.

La clave de las pesquisas que está haciendo el Central con ayuda de otros organismos del Estado es que desde la instauración del cepo cambiario, no está permitido el “atesoramiento” en moneda extranjera. O sea, la compra de divisas para ahorro esta prohibida.

El Central estuvo recientemente enviando cartas pidiendo información a aquellos que realizaron extracciones en el exterior, mayoritariamente fueron los que iban a Uruguay. Algunos podrán argumentar que hicieron extracciones para solventar gastos del viaje (algo dudoso de quienes fueron y volvieron en el mismo día). Pero, los que no tienen argumentos demasiado sólidos para justificar como sacaron dólares del cajero son los que ni siquiera realizaron salieron del país.

“Como va a hacer alguien para justificar que aparecen retiros de dólares de un cajero en Colonia cuando no cruzó la frontera. Claramente no tiene argumentos. En esos casos se trabaja con la presunción de atesoramiento, algo que está prohibido y fácilmente detectable”, explican fuentes.

Si bien no deslizaron las posibles sanciones, algunos creen que podrían ser considerados casos de fraude incluso hacia los bancos y emisoras de tarjetas de crédito. “Todos estos comportamientos de elusión se están viendo”, resumió a Infobae una fuente oficial.

De ahí que hay presión del Banco Central no solo hacia los que usan los plásticos en el exterior, sino también hacia los bancos. En el organismo que dirige Mercedes Marcó del Pont admitieron que el retiro de dólares vía el uso de la tarjeta de crédito en el exterior, entre enero y marzo de este año, llegó a un total de u$s120 millones. El número es considerable y es bastante superior a algunos trascendidos anteriores por parte del mercado.

El denominado dólar Colonia consiste en viajar desde Buenos Aires hacia Colonia e ir al cajero automático para extraer dólares. Se realizada mediante la operación de “adelanto en efectivo”, que tiene un máximo de hasta el 20% del límite crediticio de una persona por mes. Se hace al tipo de cambio oficial (el ficticio $5,20), a lo que hay que sumarle costos por financiación de la tarjetas (puede llegar a ser de hasta el 40%), costos de extracción, costos operativos del bancos, etc., se termina pagando un dólar de 6,40 pesos. Esto, contra los casi 10 pesos del dólar blue, explica porque el furor de los argentinos en cruzar el charco.

Se cree la presión oficial será por dos vías. Directamente hacia las personas que “abusan” de los adelantos con tarjetas, y hacia los banqueros para que de manera informal limiten el monto por extracción.

No fue casual que recientemente se filtrara cuantos dólares se habían ido en el primer trimestre por el dólar tarjeta, cuando esas estimaciones no se publican por parte de la entidad rectora. La preocupación por detener esta clase de operaciones seguirá teniendo nuevos capítulos. La estrategia para obtener dólares más “baratos” que en el mercado paralelo vino, como el cepo, para queda.(InfoBae)

Comentarios

Ingresa tu comentario