Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

El Banco Central analiza hacer los cheques digitales

El vicepresidente de la entidad financiera, Lucas Llach, dijo que estudian reemplazará los cheques papel por un formato electrónico.

(CABA) El vicepresidente del Banco Central, Lucas Llach, anticipó que evalúan hacer los cheques 100 por ciento digitales, para impulsar el uso de la tecnología. La innovación fue informada en un encuentro organizado por la Asociación de Marketing Bancario Argentino (AMBA).

El uso del cheque papel quedaría atrás, dado que en la entidad están ocupados para poder lanzar pronto un sistema de cheques exclusivamente digitales.

En consecuencia, Llach declaró: “Estamos trabajando con los bancos para el cheque puramente electrónico”, y sostuvo que “el cheque es de otra época, cuando estamos en un mundo electrónico; el papel es de otra época. Si lo pudiéramos hacer electrónicamente tiene ventajas: se puede partir fácilmente, transferir más fácilmente“.

En el marco del 17º Congreso Internacional de Tecnología la AMBA, Lucas Llach aseguró que el Banco Central tiene una visión optimista de la tecnología e incluso llamó a muchos de los banqueros presentes a que planteen en la entidad financiera innovaciones “que hoy no se pueden hacer”.

Asimismo, dijo que “el sistema financiero necesita una revolución tecnológica”. Y agregó que “la estadística muestra que las tecnologías impulsan la demanda de trabajo, porque hay más competencia por trabajadores y los salarios aumentan”, haciendo referencia a las nuevas tecnologías que impactan al mundo entero.

Por otra parte, para el vicepresidente del Central muchas veces se piensa en la tecnología en términos de la conmoción que tiene en la oferta, pero no en los demandantes, por lo que sostuvo: “Una revolución tecnológica en la industria bancaria afecta a toda la sociedad un poco, pero a la industria financiera, más. Pero el impacto de la tecnología también es la democratización. Lo que está pasando en la industria financiera es una revolución, que baja costos, y cuyo principal efecto es la inclusión. Porque permite proveer servicios a un costo menor, y de una manera más simple”.

Pero esto no es todo. También se habló sobre innovar acerca de la “identidad digital”, lo cual es aplicar la biometría para reemplazar el uso de claves. En este contexto, Llach dijo: “Estamos trabajando con el Renaper para que sea más fácil el acceso. Que uno pueda acceder a todos los servicios financieros de esa manera”.

En los próximos meses, afirmó Llach, el BCRA espera seguir avanzando en el mercado de medios de pago, para que haya nuevos -y muchos- adquirentes que ofrezcan tarjetas de crédito. Hoy en el mercado el líder es Prisma, la empresa propiedad de los bancos que es dueña de Visa. La empresa está bajo la lupa de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), quien la conminó a presenta un plan de desinversión.

A partir del 14 de agosto, además, todos los bancos deberán tener implementado el “Debin”, como se llama el sistema de débitos, por el cual se invierte el orden de una transferencia bancaria. En este caso, una persona genera una orden de un débito, y luego el dueño de la cuenta bancaria debe decidir si lo acepta o no.

Asimismo, Llach dijo que espera que crezca la cantidad de cajeros automáticos de entidades no bancarias. “La Argentina tiene uno de los peores índices de tarjetas de débito versus cajeros. Cuando uno sabe que la plata está accesible, es cuando uno usa el dinero electrónico”, afirmó.

Finalmente, se defendió de quienes cuestionan que la medida atenta contra el objetivo del Central de desalentar el uso de efectivo. “Cuanto más uno pueda conectar la red de dinero electrónico con el efectivo, más se va a usar el dinero electrónico, porque es más sencillo y seguro. Por eso desregulamos para que las entidades no bancarias puedan cobrar para el uso de cajeros”, concluyó.

MG

Comentarios

Ingresa tu comentario