Buenos Aires, 22/10/2017, edición Nº 1803

Comprar una vivienda con un crédito hipotecario es cada vez más difícil

El panorama no es alentador según un estudio que elabora el Gobierno de la Ciudad. Asevera que la situación actual es peor que hace dos años.

(CABA) En los últimos dos años, la posibilidad de adquirir un crédito disminuyó 12,6% según el indicador que releva sistemáticamente la Dirección de Estadística y Censos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
Se trata del indicador que mide cuan cerca o lejos se encuentra el ingreso de una pareja de determinada calificación ocupacional (profesionales, técnicos, etc.) del ámbito porteño del ingreso mínimo necesario para acceder a un crédito bancario con garantía hipotecaria. El objetivo es la compra de una vivienda usada de 70 m2.
Según el gobierno porteño, en mayo de 2015, el último registro de este indicador, presentó cierta estabilidad con respecto a abril pero un descenso en relación a marzo de 2015 después de mejorar mes a mes desde octubre de 2014.
Esto se debe principalmente a que las variables tasa de interés y precio del m2 de las propiedades aumentaron en torno al 4,45% y al 9,12% respectivamente, mientras que el ingreso lo hizo 4,33%.
Este indicador tiene como base 100 (cuanto más lejano a este numero es el índice, más difícil le resultaría a esa pareja acceder al crédito hipotecario). Por ejemplo, en octubre de 2007, el índice para una pareja de profesionales fue 83,5: el máximo histórico dentro de la serie. En cambio, en mayo pasado fue de 37.
“Para recuperar el nivel de accesibilidad del 2007, las variables deberían tener ahora los siguientes valores”, según el informe. “Si se mantuviesen los valores de todas las demás variables constantes, para que el índice retomara los valores máximos históricos (octubre de 2007), la tasa de interés debería ser de 4,5% anual, lo que representa una disminución del 14,26 puntos porcentuales respecto del valor actual. En cambio, el ingreso de la pareja de profesionales debería ser de $ 73.835.86, lo que representa 2,26 veces el ingreso actual.
De igual modo, se requeriría una baja del 56% en el precio del m2 o en el valor del dólar informal para que el índice alcanzara su valor histórico máximo.
Según un reciente trabajo de la consultora Ecolatina, el peso que tienen los créditos hipotecarios en la Argentina es entre 1 y 1,6% del PBI. Algo que contrasta con lo que sucede en otros países.
En Uruguay, Brasil y Chile, por ejemplo, estas líneas equivalen a entre 4% y 19% del PBI, en tanto que en Estados Unidos esa proporción se dispara al 80%.
Según el cálculo de la cuota del crédito hipotecario que realizó el gobierno porteño, esa pareja de asalariados necesitaría para poder comprar la vivienda, un préstamo que correspondería al 75% del valor de mercado de la misma, en base al sistema de amortización francés. Además, se tomó como único costo la tasa de efectiva mensual para créditos hipotecarios que surge de la información que publica el Banco Central (BCRA).

Comentarios

Ingresa tu comentario