EL 86% de los hombres propone compartir las tareas domésticas pero no...

EL 86% de los hombres propone compartir las tareas domésticas pero no aportan

(CABA) Aunque el 86 por ciento de la población del AMBA considere que las tareas domésticas deben ser distribuidas de manera equitativa entre hombres y mujeres, en menos de la mitad de los hogares de la Capital Federal y el conurbano bonaerense los quehaceres de la casa se efectúan de forma conjunta. “Si bien la igualdad de género posee fuerte legitimidad y se considera deseable que exista una distribución equitativa de las responsabilidades que hombres y mujeres deben asumir, son ellas quienes aún siguen cargando con la mayor parte del trabajo no remunerado”, destaca un informe sobre labores hogareñas realizado por la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Untref).

En el trabajo, denominado “Género, trabajo doméstico y de cuidado” y realizado en el Área Metropolitana de Buenos Aires, fueron entrevistadas 1397 personas. La investigación buscó visualizar el desfase entre el nivel discursivo y la puesta en práctica de las tareas hogareñas. Y se determinó que el desfase es amplio. Una cosa es decir y otra hacer.

Las estadísticas complementan la conclusión ya que mientras el 84 por ciento de los hombres estima que en las labores domésticas ellos mismos deberían tener un grado mayor de participación, en la realidad no se verifica esa estimación. Menos de la mitad de los hombres y mujeres realizan por igual las tareas domésticas. Y allí donde nos es compartido, el esfuerzo recae mayoritariamente sobre los hombros femeninos.

El informe advierte que, en los hogares de dos o más miembros sólo en el 42 por ciento de los casos se comparte la limpieza del hogar; el 37 en la cocina; el 47, las compras; el 35, los trámites; y el 14, las reparaciones.

tareas-hogar

Cuando se analiza sobre quién recae la tarea no compartida, la mujer es quien aparece como la más ocupada en la casa: el 49 por ciento de ellas cocina sola, frente al 13 por ciento de los hombres; el 45 por ciento de las mujeres se encarga de la limpieza, contra el 7 masculino; 36 de cada cien mujeres realiza las compras, mientras que ellos apenas en el 16 por ciento de los casos; y el 38 por ciento de las mujeres hace trámites sin compañía, frente al 26 por ciento de los hombres.

El estudio producido por la Untref remarca que la carga de trabajo doméstico feminizado se intensifica a medida que crecen los integrantes de la familia. Así los niveles de participación en limpieza pasan de un 44 por ciento en los hogares de dos miembros, a un 51 por ciento en los hogares más numerosos. Los de cocina de 48 a 59; en las compras de 35 a 45; y realización de trámites de 37 a 44 por ciento.

Reparaciones del hogar es la categoría donde los varones realizan su mayor contribución (56 por ciento contra el 10 por ciento efectuado solo por mujeres), aunque una fracción de los encuestados, el 20 por ciento, informó que acostumbra a contratar a un tercero para resolver los inconvenientes.

Las cifras relevadas por el Centro de Investigaciones en Estadística Aplicada (Cinea) de la Untref exponen que en la práctica las labores de cuidado en el hogar, ya sea de niños, adolescentes o personas enfermas, son compartidas en el 49 por ciento de los casos, mientras que en el 39 por ciento la misma tarea es efectuada exclusivamente por mujeres. Los hombres apenas si se encargan en menos del 10 por ciento de los casos. NR

hombre-lavando-platos