Hacer ejercicio físico después de estudiar ayuda a consolidar la memoria

Hacer ejercicio físico después de estudiar ayuda a consolidar la memoria

(CABA) Existen un montón de formas de mejorar nuestra memoria. El sueño, por ejemplo, ayuda a consolidar la información, lo que lleva a un mejor recuerdo. Pero recientemente la ciencia ha descubierto otra forma que, sin lugar a dudas, no ha dejado indiferente a nadie.

Según un nuevo estudio, publicado esta semana en la revista Current Biology, para favorecer la consolidación de la memoria la mejor opción es ir al gimnasio cuatro horas después del estudio y no inmediatamente después del aprendizaje.

“Los resultados demuestran que podemos mejorar la consolidación de la memoria por la práctica de deportes después del aprendizaje“, expone Guillén Fernández, investigador de la Universidad Radboud y autor principal del estudio.

En el estudio participaron 72 voluntarios, quienes primero se sometieron a una sesión de estudio de 40 minutos. Posteriormente, se hicieron tres grupos aleatorios: los primeros realizaron el ejercicio físico inmediatamente después de la lección; los segundos hicieron un descanso de 4 horas antes de realizar el mismo deporte; los terceros no practicaron ningún deporte, sino que estuvieron viendo documentales de naturaleza. El ejercicio en cuestión consistió en una sesión de 35 minutos en una bicicleta estática.

Dos días más tarde, los voluntarios regresaron para demostrar lo que recordaban mientras sus cerebros eran escaneados mediante una resonancia magnética. Así pues, los investigadores concluyeron que los que los que hicieron ejercicio cuatro horas después de su sesión de aprendizaje conservaban mejor la información que los que hacían ejercicio inmediatamente o permanecían sedentarios.

Las imágenes cerebrales también mostraron que el ejercicio después de un período de tiempo se asociaba con representaciones más precisas en el hipocampo –una zona del cerebro muy importante para el aprendizaje y la memoria– cuando una persona respondía correctamente a una pregunta.

Aunque estudios anteriores en animales sugieren que las catecolaminas, como la dopamina y la norepinefrina, pueden mejorar la consolidación de la memoria, aún no está claro cómo y por qué el ejercicio retardado tiene este sorprendente efecto. No obstante, los investigadores coinciden en que “el ejercicio físico debidamente programado puede mejorar la memoria a largo plazo, lo que resalta el potencial del deporte como intervención en los centros educativos y clínicos”. NR

hacer ejercicio01