Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

Efecto fiestas: hay un 50 por ciento más de manteros que el año pasado

Un relevamiento de la CAC detectó 2.827 puestos de manteros en calles de la Ciudad. (CABA) Se acercan las Fiestas y el desborde de la venta ilegal en las calles de la Ciudad marca récords. En noviembre la Cámara Argentina de Comercio (CAC) relevó 2.827 puestos, la cifra más alta registrada históricamente: un 55,9% más que el mismo mes del año pasado (y un 3,4% más que en octubre). Con...

Un relevamiento de la CAC detectó 2.827 puestos de manteros en calles de la Ciudad.

manteros-1560x690_c

(CABA) Se acercan las Fiestas y el desborde de la venta ilegal en las calles de la Ciudad marca récords. En noviembre la Cámara Argentina de Comercio (CAC) relevó 2.827 puestos, la cifra más alta registrada históricamente: un 55,9% más que el mismo mes del año pasado (y un 3,4% más que en octubre). Con un promedio de 80,9 puestos por cuadra, el centro comercial de la avenida Avellaneda es el más afectado, seguido por la peatonal Perú y la avenida Pueyrredón. Lo que más se vende son productos de indumentaria truchos, pero también anteojos, relojes y bijouterie.

La suba es de un 57,8% en avenidas, calles y peatonales y de un 41,9% en estaciones y plazas. Las diez cuadras más afectadas concentran el 35,6 % del total y, en este punto, hay una caída respecto a octubre, cuando representaban el 41,7% del total. Avellaneda al 2900 es la cuadra que encabeza el ranking (264 puestos) y en segundo lugar aparece Pueyrredón al 200, con 120. La estación ferroviaria con más venta ilegal es Once, con 176 puestos. En Retiro hay 68.

La venta ilegal en las calles se distribuye según la época y la demanda en distintas zonas. Hay un incremento en las grandes fechas, como Día del Niño, Día de la Madre, Día del Padre y las Fiestas. En verano bajan por el calor y porque la demanda disminuye, y se trasladan a zonas de veraneo. Esto es porque en realidad no son actividades espontáneas sino que responden a verdaderas organizaciones que suelen tener grandes depósitos en las zonas con más densidad de vendedores. Compran ilegalmente y muchas veces se proveen del contrabando, el robo y la falsificación, que proviene de talleres clandestinos”, sostiene Carlos de la Vega, presidente de la entidad que nuclea a los comerciantes.

Comentarios

Ingresa tu comentario