Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

Eduardo Epszteyn advirtió que el Banco Ciudad perderá dinero

Sería por el convenio que firmó para cederle un edificio a la administración de Macri. (CABA) El auditor porteño Eduardo Epszteyn denunció que el Banco Ciudad le prestó dinero en condiciones irregulares a una constructora que acondiciona un edificio para el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC). Según advirtió el auditor, el préstamo excede quince veces el cálculo que suele hacer el banco para los créditos. Epszteyn también señaló...

Sería por el convenio que firmó para cederle un edificio a la administración de Macri.

banco

(CABA) El auditor porteño Eduardo Epszteyn denunció que el Banco Ciudad le prestó dinero en condiciones irregulares a una constructora que acondiciona un edificio para el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC). Según advirtió el auditor, el préstamo excede quince veces el cálculo que suele hacer el banco para los créditos. Epszteyn también señaló que el Banco Ciudad perderá dinero con el convenio que firmó con el gobierno porteño para alquilarle el edificio en Parque Patricios, a donde Mauricio Macri piensa mudar la Jefatura de Gobierno. “Usan la plata del banco para la campaña presidencial de Macri”, sostuvo Epszteyn.

El auditor cuestionó que el banco no dedique sus fondos a otorgar créditos de vivienda, en lugar de usarlos para la construcción del futurista edificio Parque Patricios, que iba a ser originalmente la sede del banco, pero ahora será utilizado por Macri para mudar al sur las oficinas del gobierno porteño. Es el mismo proyecto que tenían con el Centro Cívico en la zona del Hospital Borda y que fue abortado tras la represión por parte de la Policía Metropolitana a trabajadores, pacientes, periodistas y legisladores. El Centro Cívico antes y la mudanza a Parque Patricios ahora son pensados por los estrategas del PRO como los caballitos de batalla de la campaña de este año.

Epszteyn cuestionó el gasto de 400 millones de pesos (sin contar adicionales) en el nuevo edificio. “Este proyecto implica la lógica de los desarrolladores privados, que implica gastos ineficientes y aumentos en el valor de la renta urbana. Esto eleva los precios de las zonas urbanas populares, llevando a la población afuera de la Capital”, sostuvo el auditor, quien criticó la demora en concluir el nuevo edificio, que debería haber estado listo en noviembre del año pasado. “Siendo optimistas, la mudanza comenzará en febrero. Esto implica para el banco una pérdida concreta, ya que se pagarán menos meses de alquiler como estaba estipulado en el acuerdo entre el banco y la Ciudad. Dado que son 35 millones de pesos anuales de alquiler, se estarían perdiendo entre 6 y 9 millones y, si se extiende la mudanza, la pérdida superará los 12 millones”, sostuvo Epszteyn. También advirtió que “como el pago puede extenderse, se podría realizar en febrero de 2016, como fecha muy próxima”.

En el Banco Ciudad negaron que vaya a ver un perjuicio económico para la entidad: “Lo de Parque Patricios le va a ocasionar una pérdida al banco si el Gobierno de la Ciudad no paga, y eso no está en los planes de nadie. O el gobierno porteño paga o entrega como parte de pago el Edificio del Plata. El convenio que firmó el banco con Horacio Rodríguez Larreta plantea que en el curso de este año debería pasar alguna de estas dos cosas”, indicaron fuentes cercanas al presidente del banco, Rogelio Frigerio.

Epszteyn, en tanto, consideró que “no es la primera vez que la administración macrista perjudica al banco en su patrimonio”. Y mencionó como ejemplos “la entrega de la casi totalidad del edificio de la sucursal 8, mediante un convenio de colaboración; la cesión de unos pisos del edificio Esmeralda a la AGIP, con un contrato de alquiler y la venta a precio vil del depósito de Deán Funes y La Rioja”.

El auditor señaló otro caso en el que, según advierte, “se está afectando el patrimonio del banco”. Se trata de un préstamo por 35 millones de pesos a la empresa Lethe, que debe encargarse de la refacción de un edificio. El inmueble luego será ocupado por el IVC, que pagará 70 millones de pesos. Según Epszteyn, el préstamo a esta empresa se dio en forma irregular: le concedieron un crédito que representa el 1500 por ciento de la Responsabilidad Patrimonial Computable (RPC) de la empresa. La RPC es lo que los bancos calculan antes de prestar a una compañía. Según señaló el auditor, en el Banco Ciudad no supera el 100 por ciento y sólo en casos excepcionales llega al 300 por ciento. Epszteyn advirtió que la empresa que recibió el dinero no tiene experiencia previa en la materia (se especializa en aceites animales para uso industrial) y fue creada en 2010 con la compra del edificio. El auditor remarcó que el crédito sería un subsidio oculto al IVC.

El Banco Ciudad, en lugar de ser un instrumento para la vivienda joven, utiliza sus recursos para financiar edificios suntuosos que terminan siendo la sede del gobierno porteño –remarcó Epszteyn–. Usan la plata del banco para la campaña presidencial de Macri.

Fuente: Página 12

Comentarios

Ingresa tu comentario