Buenos Aires, 18/08/2017, edición Nº 2077

Echan a 58 jefes de la policía de la Provincia por no declarar sus bienes

Se negaron a presentar su declaración jurada, una obligación que alcanzó a 6.341 oficiales. Es la mayor suspensión de superiores desde que Vidal asumió la gobernación.

(PBA) Luego de advertencias e intimaciones varias -e incluso cinco días de suspensión-, 58 policías con cargo jerárquico dentro de la Bonaerense fueron echados por no presentar su declaración jurada de bienes. La decisión fue tomada por la propia gobernadora provincial, María Eugenia Vidal, en medio de una serie de medidas anticorrupción que viene tomando. Entre ellas, la creación de un area específica de análisis patrimonial dentro de Asuntos Internos.

De acuerdo a la información que trascendió ayer, los cesanteados cumplían funciones en el Conurbano y en en La Plata, ciudad donde el año pasado estalló un gran escándalo relacionado a registros escritos de pagos de coimas secuestrados en dependencias policiales.

La lista de los echados está integrada por policías de rangos altos y medios: un comisario mayor, tres comisarios inspectores, 14 comisarios, 37 subcomisarios, 2 oficiales principales y un oficial inspector.

Ante la sospecha de que estos policías manejaban dinero negro, por orden directa de Vidal -que pidió medidas disciplinarias ante esta situación, al ver que no se tomaban determinaciones desde el área de Seguridad- también se giraron los nombres de estos policías sospechados y sus antecedentes a dos organismos clave: la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) y la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC). Allí comenzará una investigación más profunda sobre sus bienes.

La presentación de la declaración jurada es una exigencia para todos los funcionarios provinciales tras el decreto 116 firmado por Vidal en abril del año pasado. Desde entonces gran parte de los jefes de la Bonaerense presentaron los papeles (algunos incluso sorprendieron por su patrimonio declarado).Los que no lo hicieron primero fueron suspendidos y ahora, echados. NR


Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario