Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

Durán Barba dejará de trabajar para Macri

Al menos mientras dure el pleito en la Justicia, Durán Barba no trabajará más para el gobierno porteño. Si embargo, la orden de Macri fue cerrar filas, negar todo e interrumpir el silencio sólo para defenderlo de los cuestionamientos mediáticos kirchneristas. Durante esta semana, la citación judicial a la que finalmente faltó Durán Barba, cuyo paradero era desconocido aún por los ministros hasta el viernes a última hora, fue tema...

Al menos mientras dure el pleito en la Justicia, Durán Barba no trabajará más para el gobierno porteño. Si embargo, la orden de Macri fue cerrar filas, negar todo e interrumpir el silencio sólo para defenderlo de los cuestionamientos mediáticos kirchneristas.

20120220-103317.jpg

Durante esta semana, la citación judicial a la que finalmente faltó Durán Barba, cuyo paradero era desconocido aún por los ministros hasta el viernes a última hora, fue tema de conversación sotto voce en la sede gubernamental de Bolívar 1.

El equipo de comunicación que encabezan el secretario de Gobierno, Marcos Peña, y su par de Medios, Miguel de Godoy, consensuó la defensa pública del consultor con Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gabinete y responsable de la campaña que llevó a Macri a su reelección.

“Estamos convencidos de que no hay nada, jamás hacemos campaña sucia y si hubo una campaña de ese tipo en la Capital, se ha visto en los afiches, los blogs y los sitios web que defenestraban a Macri”, sostuvo Rodríguez Larreta, en un argumento calcado del que sostuvo días antes de las elecciones, cuando Filmus denunció una campaña telefónica con mensajes agraviantes o tergiversados sobre familiares y aliados políticos.

REPAROS

Eso sí, puertas adentro algunos dirigentes creen que pudo haber alguien “que se haya cebado” dentro del equipo de Durán Barba para obtener una diferencia mayor en los comicios porteños. “A Mauricio no le gustan esas campañas, nunca las hizo ni las avaló. De hecho, los K le hicieron afiches comparándolo con Hitler. Esa campaña de la que hablan no la encargó él”, afirmaron a LA NACION en el macrismo. Reconocen, también, que el consultor asesoraba a ministros del gabinete.

Filmus denunció a Durán Barba por encuestas telefónicas en las que se asociaba a su padre, Salomón, con Hebe de Bonafini y Sergio Schoklender, y otras en las que una voz muy parecida a la suya invitaba a un acto en el que estaría también el sindicalista Hugo Moyano. En Pro coinciden en que la influencia de esos envíos, si la hubo, fue mínima, ya que el ballottage confirmó los treinta puntos de diferencia entre Macri y el candidato kirchnerista que pronosticaban las encuestas finalizada la primera vuelta electoral.

Más allá de la decisión judicial, el rol de Durán Barba dentro del círculo de decisiones ya es y será diferente, afirman en el macrismo. “Mauricio lo escucha, pero también a Nicolás Caputo y a Marcos Peña”, explican en el edificio de la calle Bolívar. Rodríguez Larreta, el flamante ministro de Gobierno, Emilio Monzó, y el diputado Federico Pinedo también son consultados por el jefe de gobierno porteño. Otros consejeros, antiguos como Carlos Grosso y recientes como Julio Bárbaro, también tienen un lugar en el oído de Mauricio Macri. “Durán Barba se dedicó siempre a la estrategia general, no estuvo nunca en el día a día. Y ahora, menos”, concluyen desde despachos oficiales.

“No tengo ninguna influencia sobre Mauricio Macri. El toma sus decisiones cuando y como cree”, había señalado Durán Barba en respuesta a LA NACION, meses antes de los comicios porteños. Todo indica que en los próximos tiempos el consultor estará alejado de los pasillos del poder que supo trajinar durante cinco años..

Comentarios

Ingresa tu comentario