Dorys del Valle: ¿qué es de su vida?

La actriz, además de repasar su trayectoria, analizó la ley del actor

(CABA) Su loft forma parte de una estructura de la historia industrial argentina. En ese espacio de la calle Dorrego, Palermo, se erigía el Molino y la fábrica de fideos Minetti. Eran los años de la década del 40 en que Argentina era una fiesta. Pleno auge del peronismo, con las arcas del tesoro llena y una Europa de post-guerra cuasi destruida y sumida en un estado de depresión económica muy compleja. Vaya a saber la cantidad de obreros y obreras argentinas que poblaron esas instalaciones hoy convertidas en modernos y cómodos departamentos. En uno de esos ámbitos de planta baja vive Dorys del Valle. La actriz conversó con Diario Show con agenda abierta.

En su coqueto ámbito, la artista pasa sus dias entre el trabajo y la distracción. La decoración de ese ambiente recorre el clasicismo con un aire que se instala en la modernidad. Una escalera caracol lleva al interior de sus habitaciones y a su universo íntimo. En tanto, sus pinturas dan muestra de las otras convicciones estéticas de la intérprete. La naturaleza y el verde de grandes extensiones grafican el ingreso a misteriosos caminos del universo en el que Dorys intenta descifrar, preguntar y contestarse, a través de la pintura.

“En la actualidad me encuentro participando del emblemático ciclo “Las dos carátulas, programa en el que se transitan las grandes obras de la dramaturgia universal. Lamentablemente, este tipo de tarea no es muy promovida y la gente, por otra parte, cree que si uno no está en televisión, se encuentra sin trabajo. Pero, más allá de esta circunstancia, me encuentro en plena actividad y a esta altura de mi vida, por otra parte, me encanta hacer giras, sobre todo en el interior del pais. Y lo hago todos los años”.

Admitió, más adelante, que “tuve dos propuestas televisivas aunque me llegaron guiones que no encajaban con las particularidades de una mujer acorde con mi edad. Estoy en el tiempo preciso de corporizar personajes de madres- abuelas y por otra parte, a esta altura de los acontecimientos, no estoy en edad de realizar maratonicas jornadas laborales para llevar a cabo una intervención de apenas unos minutos”. En otro momento de la charla, Dorys sostuvo que “se sigue sin proteger a la ficción nacional. De la misma manera, sucede con la música autoctona y con nuestros interpretes. Y me interesa citar el ejemplo de Francia, Brasil y México que cuentan con leyes que apuntalan la producción local en el arte, en la creación, en todas sus variantes y posibilidades”.

Sobre la ley del actor, Del Valle sostuvo que: “Se aprobó con muchos errores y, lamentablemente, no se puede reglamentar, sobre todo en el ítem referido a la jubilación”. Una y otra vez, la artista se encargó de aclarar que “yo nunca tuve un patrón en el puntual registro de una contratación de caracter administrativo. Lo que he tenido siempre es un empresario que contrato mis servicios en el que tengo que demostrar técnica, profesionalismo, creatividad y práctica. Reitero, yo no soy empleada de la sección siniestros de Automotores de una compañia de seguros ni tengo patron. Yo no voy a reclamar relación de dependencia en mi actividad y mi jubilación ya la atesoro por Autónomos”. NT