Buenos Aires, 14/12/2017, edición Nº 1856

¿Dónde termina toda la basura que tiramos a la calle?

Ser más responsable.

riachulo-y-rio-de-la-plata-contaminados-005

(CABA) Cada mes, la Dirección General del Sistema Pluvial del gobierno porteño recolecta unos 133.460 kilos de basura en las desembocaduras de los arroyos de la ciudad. Botellitas de gaseosa, papeles de golosinas y cigarrillos, bolsas plásticas y tantos otros residuos que tiramos en la calle van a parar a los arroyos subterráneos sin que lo sepamos. La situación empeora cuando llueve porque el agua se adelanta a los barrenderos, que no llegan a juntar las hojas y la basura, y los residuos escurren a través de los sumideros.

Muchas veces, sin ser conscientes de ello, algunos vecinos obstruyen el funcionamiento de la red y, cuando una tormenta llega, otros sufren las consecuencias. Las principales causas de la obstrucción de la red pluvial son:

-La basura que los vecinos tiran en la calle.
-Las hojas secas de los árboles que no llegan a ser recolectadas.
-Los vuelcos de hormigón de las obras en construcción.
-La grasa y los aceites que los restaurantes y los puestos de comida vierten en la vía pública.
-Los autos que estacionan sobre los sumideros e impiden que el camión desobstructor trabaje correctamente.
-Los encargados de los edificios que baldean la vereda sin antes haber juntado la basura que había en ella.

Así, los porteños que tiran sus residuos en la calle, además de ensuciar la vía pública, también contaminan el Río de la Plata y el Riachuelo, que son el destino final del agua de lluvia que es recolectada por la red pluvial durante las tormentas.

Comentarios

Ingresa tu comentario