Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

Verano caliente: ¿Dónde hay cortes de luz en la Ciudad de Buenos Aires?

Como cada vez que aumenta la temperatura y la ciudad se transforma en un horno, los cortes de luz se multiplican al rededor de toda la Ciudad. (CABA) La ola de calor hizo trepar el consumo de energía en el área metropolitana. Al igual que en la temporada pasada, el sistema eléctrico volvió a mostrar fallas y se registraron cortes de luz en diversos puntos de la Ciudad. Vecinos de...

Como cada vez que aumenta la temperatura y la ciudad se transforma en un horno, los cortes de luz se multiplican al rededor de toda la Ciudad.

0003743369

(CABA) La ola de calor hizo trepar el consumo de energía en el área metropolitana. Al igual que en la temporada pasada, el sistema eléctrico volvió a mostrar fallas y se registraron cortes de luz en diversos puntos de la Ciudad.

Vecinos de distintos barrios porteños reportaron distintos cortes de luz a lo largo de toda la jornada. Entre otros, se registraron inconvenientes en Belgrano, Palermo, Balvanera, Colegiales, Caballito, Floresta y Villa Devoto.

Eduardo Miravelli, de Edenor, dijo que “no hay cortes masivos” y sólo se registra “algún inconveniente” en Belgrano y Palermo. “No hay cortes masivos, sólo cortes puntuales y específicos en el área de cobertura de la empresa, que están siendo atendidos”, subrayó.

La portavoz de Edesur dijo que “se están atendiendo todos los reclamos” y afirmó que, pese ha que no se haya registrado ningún corte generalizado, Edesur “puso en marcha el Plan Verano con más cuadrillas en las calles”.

Sin embargo, en el barrio de Floresta, los vecinos denuncian cortes de luz diários de entre 4 y 5 horas, sin previo aviso. En Caballito, en Av. San Martin y Juan B. Justo, los vecinos realizaron un corte de calle para reclamar el restablecimiento del servicio. Lo mismo sucedió en Palermo, en Güemes y Charcas, donde se realizó un pequeño cacerolazo.

Lejos de una solución cercana, luego de las declaraciones de Julio de Vido, son casi inexistentes las esperanzas de vivir un verano sin la tortura de quedarse sin energía eléctrica en pleno verano, con la ciudad transformada en infierno de 40 grados.

Comentarios

Ingresa tu comentario