Buenos Aires, 14/12/2017, edición Nº 1856

Diez libros para tener en cuenta en vacaciones

Para leer en el tiempo libre.

tumblr_lk1nyo7yeN1qb0glco1_500_large

(CABA) El trabajo, el estudio, los hijos, el cuidado de la casa… el año parece escurrirse en las ocupaciones rutinarias y casi no queda tiempo para los placeres. Para muchos, la lectura es uno de esos placeres que se reservan para la noche, en la cama, o para los viajes en el transporte público. Pero el sueño también vence y, entonces, ya no quedan momentos para tomar ese libro que hace meses (o años) nos espera en la biblioteca, impoluto.

Afortunadamente, el verano llegó y las vacaciones están ahí, al alcance de la mano. Para muchos, este break es la oportunidad perfecta para retomar el hábito de la lectura. Por eso, Diario Popular armó una lista con 10 títulos de libros que se publicaron este año y que pueden ser una buena compañía para la playa, la montaña o simplemente la pelopincho, en casa.

Hay para todos los gustos. Tomá nota:

En el café de la juventud perdida, Patrick Modiano (Anagrama, 2014). Una buena oportunidad para quienes aún desconocen la narrativa del flamante Premio Nobel de Literatura. A propósito del galardón, este año se reeditaron algunos de sus libros y “En el café…” es uno de los clásicos del francés. Ambientado en la París de los ’60, en el café Condé se reúnen poetas maldi tos, futuros situacionistas y estudiantes. Pero la nostalgia de aquellos años perdidos no es el tema central de la novela: Modiano le da un giro hacia el misterio y todos los personajes y las historias confluyen en una enigmática Louki. Cuatro hombres cuentan sus encuentros y desencuentros con la hija de una trabajadora del Moulin-Rouge. Para casi todos ellos la chica encarna el inalcanzable objeto del deseo. Modiano recrea alrededor de la fascinante y conmovedora figura de esta muchacha el París de su juventud, al mismo tiempo que construye una novela sobre el poder de la memoria y la búsqueda de la identidad.

Sospechas y confesiones. Relatos breves, Héctor Yudchak (Editorial Autores de Argentina, 2014). Para quienes gustan de los cuentos cortos, éste es el libro ideal para guardar en la valija. Recién salido de la editorial, “Sospechas y confesiones” mezcla la cotidianeidad con el surrealismo en historias de amor, suspenso, humor y misterio. Acaso Yudchak despliegue en este compendio de textos maravillosos sus influencias narrativas más evidentes: Julio Cortázar u Horacio Quiroga bien podrían haber escrito cualquiera de estos relatos que arrancan simples y, página a página, despliegan lo asombroso.

El agua mala. Crónica de Epecuén y las casas hundidas, Josefina Licitra (Aguilar, 2014). Para quienes hayan leído “Los Otros. Una historia del conurbano bonaerense” (Aguilar, 2011), hay que decir que “El agua mala” es una muestra más del estilo puntilloso y ejemplar de Licitra para escribir crónicas periodísticas. El trabajo de campo, la presencia imprescindible en los lugares, la voz de los protagonistas y la posterior descripción en el papel hacen que cualquier lector se vea y se sienta allí, en el lugar de los hechos. Estos hechos ocurren en Epecuén, ese pueblo que hace casi 30 años quedó literalmente bajo el agua por la tremenda inundación que nadie previó… o no quiso prever. La referencia histórica es conocida por todos. Pero lo que vale en este libro son los testimonios de quienes perdieron todo, de los que, en un abrir y cerrar de ojos, pasaron de vivir en el paraíso a no tener nada.

Diarios, Abelardo Castillo (Alfaguara, 2014). Los Diarios iluminan y complementan la obra de un escritor fundamental, aportan valiosas reflexiones sobre la literatura, el arte y el proceso creativo, y dan cuenta de gran parte de la vida cultural argentina de la segunda mitad del siglo XX. Este primer volumen, que abarca desde 1954 hasta 1991, refleja sus años de formación solitaria —que pueden leerse como una verdadera novela de iniciación—, la lucha por su independencia material y creativa, el gran suceso de Israfel, su pasión por la música y el ajedrez, sus relaciones amorosas, el conflictivo vínculo con el alcohol, los claroscuros de su amistad con Ernesto Sábato, los encuentros con Borges y Cortázar, su labor al frente de las revistas culturales que encabezó, así como la génesis y fragmentos inéditos de sus novelas Crónica de un iniciado y El que tiene sed, y de un gran número de sus cuentos y ensayos.

Nueva correspondencia de Alejandra Pizarnik, Ivonne Bordelois, Cristina Piña (Alfaguara, 2014). Reveladora de su universo creativo, personal e íntimo, esta correspondencia de la poetiza argentina muestra una personalidad facetada como pocas: lúdica y divertida con los amigos, agudamente reflexiva con los colegas, fiel a quienes admiraba. Apasionada de los cuadernos, los papeles y las tintas de color, escribía seria o humorísticamente, dibujaba, adjuntaba poemas o fragmentos de su diario. Bordelois y Piña lograron reunir más de cuarenta corresponsales, lo cual supera significativamente el número de la edición anterior de las cartas de Alejandra; a muchos nombres relevantes como Adolfo Bioy Casares, Silvina Ocampo, Ana María Barrenechea o Sylvia Molloy, se agregan ahora los de Manuel Mujica Lainez, Julio Cortázar, Arnaldo Calveyra y Raúl Gustavo Aguirre, entre otros.

tumblr_mia6d9t6m41qat8tmo1_500

Una mujer única, Ernesto Ténembaum (Planeta, 2014). Con claras referencias a la Argentina actual, esta novela mezcla ficción con peligrosa realidad. Una presidenta tiene un problema de salud. Los médicos son parcos y escamotean la información. No es algo grave, pero le recomiendan que, por un mes, permanezca ajena a todo lo que sucede fuera de la habitación; le prohíben que reciba noticias. Encerrada, ella reflexiona. No puede parar de pensar. Está enojada, frágil, sola. Mientras tanto, en el país comienzan a suceder una serie de hechos muy extraños. Ténembaum desembarca en la ficción, pero cuenta sucesos que podrían pasar (o que pasaron) con una ironía y una originalidad asombrosa.

Así empieza lo malo, Javier Marías (Alfaguara, 2014). La novela de este escritor español tiene como protagonista a un cineasta, lo que le permite homenajear a la época de oro de la pantalla grande. La trama se sostiene -como es habitual en su obra- sobre un puñado de interrogantes.

Mr. Mercedes, Stephen King (Plaza y Janés, 2014). Para los amantes del terror, el maestro del género está de vuelta y, esta vez, combina el misterio con el policial. Todo comienza justo antes del amanecer, un día cualquiera en una decadente ciudad estadounidense donde cientos de cesantes hacen fila esperando a que la oficina de empleo abra. Pero súbitamente un Mercedes surge de la fría niebla de la madrugada. Su conductor atropella y aplasta a todos los que puede y luego de poner reversa, vuelve a embestirlos. El asesino huye dejando atrás ocho muertos y quince heridos. Meses después, Bill Hodges, un policía jubilado que sigue obsesionado con este caso sin resolver, recibe una carta anónima de alguien que se declara culpable de la masacre. ¿Volverá a matar el asesino del Mercedes? Ahora Bill Hodges, con el tiempo en contra, intentará detener a este peligroso asesino.

En cambio, Estanislao Bachrach (Sudamericana, 2014). Un libro de autoayuda, pero encarado desde la exitosa neurociencia (un género que vende millones en el mundo). Los cambios que nos proponemos para el año próximo son muchos: cambiar de trabajo, alimentarnos mejor, ser más ordenados… Pero a veces el medio al fracaso es un freno que parece inevitable. Bachrach plantea que, en realidad, “no sos vos, es tu cerebro”. Estas reacciones automáticas son determinadas por patrones cerebrales que vas construyendo a lo largo de tu vida. En Cambio se propone alumbrar sobre los procesos por los cuales uno piensa, siente y se comporta de determinada manera, para revertirlos y descartar los hábitos y conductas que ya no sirven.

Jasy, Florencia Bonelli (Suma, 2014). Es la primera parte de la “Trilogía del Perdón”. El comienzo de una saga de la reina de la novela histórico-romántica, enmarcado en la colonización y la evangelización del sur de América, con un compacto abanico de personajes secundarios bien perfilados y con una apretada trama que nos lleva a recorrer la vida y las costumbres en las misiones jesuíticas.

Bonus track. Bestiario, Julio Cortázar (Afaguara recupera, 2014). Cuando se habla de literatura y libros de 2014, no se puede dejar de mencionar que fue el año de Julio Cortázar, por el centenario de su nacimiento. A los festejos y homenajes, se sumaron reediciones de muchos de sus más clásicos textos. Diario Popular recomienda uno en particular, para estas vacaciones, sobre todo si el lector no incursionó aún en la narrativa cortaziana. En su colección Alfaguara recupera, la editorial publicó este año “Bestiario”, el primer libro de cuentos del gigante escritor belga- argentino. De los ocho textos que compila “Bestiario”, Casa Tomada es, acaso, el más controvertido, por el fuerte contenido político-ideológico que muchos creyeron ver, cuando rastrearon los orígenes de este relato que -como cualquiera escrito por Julio Cortázar- presta a la doble y hasta triple interpretación. La historia simple de dos hermanos que habitan una inmensa casona se torna, cuanto menos, incómoda. La casa se vuelve la protagonista. El hecho de que Cortázar se haya exiliado durante el primer gobierno de Perón y, desde allí, haya escrito Casa tomada, generó la fantasía de que el cuento era una clara alusión al advenimiento del peronismo. Él se encargó de desmentirlo, tiempo después, y lo atribuyó a una pesadilla. “Las puertas del cielo” originó una crítica similar. Como sea, Bestiario es el libro que no puede faltar en cualquier biblioteca y, mucho menos, este verano.

Fuente: DiarioPopular

Comentarios

Ingresa tu comentario