Diez alimentos que no sabías que se podían congelar

Desde un huevo, hasta el café e incluso una papa. Cómo preservar los alimentos conservando su sabor.

(CABA) Huevos, palta, hierbas frescas e incluso quesos son algunos de los elementos menos pensados que pueden congelarse, no sólo a modo de ahorro sino también como una manera de reducir las toneladas de basura que se generan por año –en Argentina es un promedio de 14 anuales–.

Es por eso que con algunas herramientas se puede, incluso, ahorrar tiempo en la cocina y tener siempre a mano los alimentos que se quieren consumir, conservando su sabor.

La responsable de la campaña del Reino Unido Food Love Hate Waste (Ama la comida, odia la basura), Elena White, dijo: “Se puede congelar prácticamente todo. Hay un par de excepciones, tales como quesos blandos, por su textura”.

“El freezer funciona como un botón de pausa para los alimentos, por lo que se puede congelar hasta la fecha de caducidad. También almacena de forma segura durante años, es sólo que la calidad empieza a deteriorarse después de tres meses”, dijo.

White destacó que, pasados los seis meses, sólo se necesitará una cocción más lenta y algo de sabor añadido.
A continuación, los diez alimentos que se pueden congelar con éxito, y pocos sabían…

Huevos
A pesar de que los huevos no se pueden congelar en sus cáscaras –ya que podrían explotar– hay dos maneras de prepararlos para el freezer.
Helen dijo: “En primer lugar, se pueden congelar las yemas y claras por separado en recipientes de plástico o en bolsas para freezer. Esto es útil para la cocción. O se puede romper el huevo en un recipiente de plástico y batirlo antes de congelarlo, por ejemplo, como parte de la mezcla de una tortilla”.
La especialista recomendó poner etiquetas con la fecha y el número de huevos que contiene

congelar huevos1

Queso
No todos los quesos se pueden congelar, pero las variedades duras están en la lista. Los quesos más blandos corren riesgo de volverse acuosos en el freezer.
El queso de rallar, guardado en una bolsa de freezer, estará siempre listo para utilizar en la cocina.
“Congelar todo un bloque de queso puede resultar difícil a la hora reutilizarlo, es por eso que se recomienda hacerlo en trozos o bien ya rallado en porciones para alguna comida específica. No perderá su textura”.

Palta
Encontrar una palta en su perfecta madurez a menudo puede ser un reto difícil, y de hacerlo, hay una ventana muy corta hasta que la fruta se pasa de madura. Como resultado, un gran número de paltas se tiran cada año.
Pero, como la mayoría de las frutas, se congelan bien. Se recomienda cortarla por la mitad y quitar el carozo, además de agregar un chorrito de limón para ayudar a preservarla.
El año pasado, una empresa del Reino Unido lanzó las primeras paltas congeladas del país.

Hierbas frescas y especias
Las hierbas frescas tienen una vida útil muy corta y, a menudo, se descomponen en la heladera. Pero si se pican y se congelan a tiempo, conservarán su sabor y se ahorrará tiempo.
Luego, se descongelarán solos y se podrán añadir a cualquier preparación. El jengibre. por ejemplo, se suele secar en la heladera, así que también puede cortarse en trozos y ponerlos directo en el freezer.

Hummus
Esta pasta de garbanzos es ideal para el freezer. Sólo se deberá colocar una cuchara en un recipiente y verter una capa delgada de aceite de oliva en la parte superior para formar un sello, impidiendo así que pierda humedad.

Papas
Es un hecho bien conocido que a las papas no les gusta la heladera. Pero para salvarlas antes de convertirse en residuos –o salir adelante para el asado de los domingos– se recomienda hervirlas durante cinco minutos, dejar enfriar y luego congelar.
Luego, se pueden dejar descongelando durante una noche y estarán listas para usar. “El puré de papas también se puede congelar”.

Papas pure

Hongos
Los hongos van a necesitar un poco de preparación previa. Cortar los champiñones, por ejemplo, en rodajas y extenderlos en una placa grande, asegurando que ninguna de las rebanadas se superponga a otra.
Congelar durante dos horas, y luego se podrán pasar a un recipiente con tapa, ya que ya estarán congelados por separado; esto evita que se peguen.

Manteca
A veces se acumulan panes de manteca en la heladera que no se usarán por mucho tiempo. Sin embargo, es una excelente opción congelar incluso en trozos la manteca.

Vino
El vino sí se puede congelar con fines culinarios. Se recomienda hacerlo en cubos –o cubeteras– para luego tener las porciones adecuadas a la hora de sumarlas a una preparación, como puede ser algún tipo de carne al horno.

Restos de café
El café sobrante puede ir directo al freezer. Las cubeteras son una buena alternativa y se puede utilizar, por ejemplo, para darle un ‘impulso’ adicional al café helado en verano –si es con helado, mejor–.

Claves
-Marcar los alimentos para evitar confusiones
-Una vez descongelados, utilizar antes de las 24 horas
-Congelar los alimentos en porciones individuales
-La leche congelada en cubos de hielo es perfecta para una taza de té
-Los recipientes de plástico son mejores que los envases de cartón
-Las verduras con alto contenido de agua, como los tomates, pueden ser mejores en puré antes de ser congelados. NR

café congelar

Fuente: Infobae