Buenos Aires, 17/10/2017, edición Nº 1798

Detuvieron al líder de una banda narcotraficante en Morón

Su nombre es Roberto Gómez González, también conocido como "el gordo Toti". Lideraba la principal banda narco de la villa Carlos Gardel. Fue encontrado con más de 70 kilos de marihuana.

(PBA)El líder de una banda que se había apoderado del tráfico de drogas en la villa Carlos Gardel, situada en el partido bonaerense de Morón, fue detenido durante un operativo en el que, además, se incautaron más de 70 kilos de marihuana, informaron hoy fuentes policiales.

Se trata de Roberto Gómez González, de 40 años, conocido como “El Gordo Toti”, quien fue apresado por efectivos de la Unidad Operativa de Ejecución de Capturas de la Policía bonaerense en las inmediaciones de la estación ferroviaria de Rafael Castillo, partido de La Matanza, cuando caminaba junto a una menor de 16 años.

El hombre está sindicado como jefe de una red de narcotraficantes que operaba en la villa Carlos Gardel, en El Palomar, y sobre él pesaban desde 2009 varios pedidos de captura de la justicia provincial y federal.

Era buscado por un homicidio ocurrido el 30 de mayo pasado, y también tenía otras dos causas por su vinculación con el narcotráfico.

Las fuentes policiales señalaron que Gómez González había tomado el poderío de la villa Carlos Gardel tras el desbaratamiento por parte de la Policía de dos organizaciones narco conocidas como “Los Peña” (una familia integrada por al menos diez personas, todas vinculadas a la venta de drogas), y “La banda de la Negra Nipora” que se enfrentaban para dominar el territorio.

Tras acabar con estas dos bandas, “El Gordo Toti” se apoderó del sitio y de los puntos estratégicos de venta, y comenzó a desarrollar el negocio, convirtiéndose en poco tiempo en el capo narco de la villa Carlos Gardel, agregaron las fuentes.

Además, lideraba también otras organizaciones delictivas, como las vinculadas al robo de vehículos y su posterior corte para la venta de autopartes.

No solo manejaba el negocio de la comercialización de droga, sino toda actividad ilícita que se realizara dentro del asentamiento, explicaron desde la investigación.

Tras su detención, policías realizaron un allanamiento en Castelar, donde encontraron más de 70 kilos de marihuana distribuida en 78 panes, que el narcotraficante escondía para comercializar en distintos puntos.

SN

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario