Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

Detienen a tres policías acusados de extorsionar a comerciantes chinos en Once

Fueron descubiertos debido a que a sus jefes de la Policía de la Ciudad no les pasó inadvertido el crecimiento económico del inspector y de los dos oficiales.

(CABA) Ni siquiera lo disimularon. De pronto, uno de ellos apareció manejando un Audi último modelo, el otro se compró una coqueta casa en Palermo, donde el metro cuadrado ronda los u$s 3.000, y a sus jefes de la Policía de la Ciudad no les pasó inadvertido el ostentoso crecimiento económico del inspector y de los dos oficiales. Hoy, esos mismo tres uniformados duermen en una fría celda, acusados de integrar una banda que extorsionaba a comerciantes chinos en Once.

Tras una investigación de la Policía de la Ciudad que recayó en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°30, a cargo de Jorge Adolfo López, Secretaría 164 de Ignacio Belderrain, se logró corroborar la denuncia y ayer se ordenó la detención de tres policías, quienes ya fueron separados de la Fuerza.

Todo comenzó en mayo, explicaron las fuentes de la investigación al diario Clarín. Tanto el inspector como los dos oficiales ahora detenidos habían trabajado en la brigada de la Comisaría 10 de la Policía Federal, pero cuando parte de esa fuerza fue traspasada a la Ciudad de Buenos Aires, el trío recayó bajo la órbita de la Superintendencia de Investigaciones.

Según las fuentes, los tres policías tenían afectada el área del Microcentro, pero poco tiempo pasaban en esa zona. Eso se descubriría cuando los jefes de los sospechosos detectaron situaciones irregulares en el patrimonio de un inspector y dos oficiales: autos último modelo, casas en los barrios más caros de la Ciudad.

Así fue que detectaron que, pese a que trabajaba en la zona del microcentro porteño, “sin ningún tipo de autorización, se trasladaban al barrio de Once”. Fue entonces que, para conocer sus movimientos y buscar pruebas, comenzaron a seguirlos. Y allí se descubrió que entraban y salían de supermercados chinos.

“Cuando la Policía de la Ciudad indagó sobre lo que sucedía, descubrieron que les cobraban a los comerciantes a cambio de protección”, informaron a Clarín fuentes de la investigación. Y alegaron: “Las mafias funcionaban con un comisario que se llevaba mucho más que esos policías en temas de coimas, pero al sacarles al jefe fijo muchos quisieron seguir con el negocio y llevarse todo. Este es un ejemplo”.

Algo así como se descubrió con la investigación que lleva adelante el fiscal José María Campagnoli en el caso de la comisaría 35, donde se sospecha de una red que cobraba coimas a trapitos y comerciantes de Saavedra y Núñez a cambio de protección y por la que estuvieron detenidos el ex jefe de la Federal en la Ciudad Guillermo Calviño, el pasado titular de la Policía de la Ciudad José Potocar y Susana Aveni, quien se desempeñaba en el área de Narcocriminalidad de la fuerza porteña cuando fue arrestada.

En el caso de estos tres ex efectivos de la Federal ahora presos, fueron los propios damnificados quienes aportaron pruebas a la Policía de la Ciudad: grabaciones, fotos y videos. Y con esta información se dio parte a la Justicia. De allí, que ayer se ordenó la detención de los tres policías.

En el marco de la causa, se hicieron allanamientos en la casa de uno de los detenidos, en Quilmes, como así también en la Comisaría 10 porteña, de donde se llevaron teléfonos, documentación importante para la causa, chips, dinero en efectivo y agendas.

El ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo, expresó que no tolerarán este tipo de casos. “Nosotros siempre decimos tolerancia cero a la corrupción policial”, sostuvo. Y agregó: “El policía corrupto no tiene lugar en la Policía de la Ciudad”.

Por su parte, el secretario de Seguridad de la Ciudad, Marcelo D´Alessandro, señaló: “Desde que se creó la Policía de la Ciudad rotamos a los Comisarios y Subcomisarios y pusimos a las Brigadas bajo la órbita de la Superintendencia de Investigaciones. Esto nos facilita desarmar este tipo de manejos, de delincuentes disfrazados de policías”. NR


Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario