Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Detienen a un taxi boy brasileño por el crimen de un empresario en Las Cañitas

Fue detenido por la muerte de Roberto Adamo de 61 años fue asesinado en el living de su departamento en agosto del año pasado. Tenía antecedentes en Perú y estaba a punto de encontrarse con otro cliente (CABA) El taxi boy brasileño fue detenido hoy acusado de haber asesinado de 30 puñaladas y robado a un empresario, en un crimen cometido en agosto del año pasado durante un encuentro sexual...

Fue detenido por la muerte de Roberto Adamo de 61 años fue asesinado en el living de su departamento en agosto del año pasado. Tenía antecedentes en Perú y estaba a punto de encontrarse con otro cliente

policia

(CABA) El taxi boy brasileño fue detenido hoy acusado de haber asesinado de 30 puñaladas y robado a un empresario, en un crimen cometido en agosto del año pasado durante un encuentro sexual en un departamento de la zona porteña de Las Cañitas.

Fuentes judiciales y policiales informaron a la agencia Télam que se trata del segundo detenido que tiene la causa, ya que en septiembre también estuvo preso otro taxi boy argentino, pero éste terminó liberado y con falta de mérito y colaboró con la investigación.

El hecho que se le imputa al brasileño es el homicidio agravado de Norberto Adamo, de 61 años, un empresario de la industria plástica que fue asesinado de alrededor de 30 puñaladas el 18 de agosto del año pasado en su departamento de la calle Olleros 1850.

Según la investigación, Adamo había contratado para esa noche los servicios de tres taxi boys que fueron a su domicilio, donde terminó asesinado para ser despojado de dinero, una notebook, ropa y otros objetos.

El sospechoso detenido fue identificado por la policía como André Conrado Espinoza, de 22 años, un hombre que se hacía llamar Lucas Dos Santos.

Espinoza -quien según las fuentes ya cuenta con un antecedente en Perú por un hecho en el que apuñaló a varias personas-, fue detenido anoche por la División Homicidios de la Policía Federal en las inmediaciones de un domicilio de la avenida Pueyrredón y Bartolomé Mitre, en el barrio de Balvanera, donde estaba a punto de mantener un encuentro sexual con un cliente.

La computadora de la víctima, el análisis de la página gay que el empresario consultaba para contratar taxi boys y las imágenes de una cámara de seguridad que grabó al presunto asesino cuando salía del edificio de la víctima con una valija donde llevaba los objetos robados, son las principales evidencias del expediente.

La causa está a cargo del Juzgado de Instrucción N 13 y la investigación estuvo dirigida por la fiscal de instrucción Marcela Sánchez.

Comentarios

Ingresa tu comentario