Detectaron graves irregularidades en la cocina del Hospital Posadas

Detectaron graves irregularidades en la cocina del Hospital Posadas

(CABA) En la cocina del Hospital Nacional Alejandro Posadas, lo que falta son buenas prácticas. Una auditoría interna, otra privada y una inspección del Instituto Nacional de Alimentos (INAL) identificaron irregularidades que ponen en riesgo la salud de los pacientes y el personal, que consumen lo que ahí se prepara.

“El servicio de alimentación no alcanza los requisitos mínimos de buenas prácticas de manufactura necesarios para asegurar la calidad y la inocuidad de los alimentos”, concluye el informe de la auditoría privada que recibieron las autoridades del Posadas, el Juzgado Federal N° 3 de Morón y el Ministerio de Salud de la Nación, del que depende este centro de alta complejidad en El Palomar.

salud-2281871w620

El documento confirma una auditoría interna previa debido a las quejas reiteradas de los pacientes y de denuncias anónimas en sede judicial. El INAL envió dos profesionales que esta semana recorrieron la cocina con los tres veedores judiciales designados desde el 1° de agosto. Es el primer control en años del funcionamiento y el estado de la cocina. El sector se había incluido en 2010 en la primera etapa del plan director de construcción y renovación del Posadas, por 176,2 millones de pesos. El gasto lo coordinó el Ministerio de Planificación Federal, que conducía Julio De Vido. Pero las obras no resistieron el paso del tiempo, con roturas en pisos que no son antideslizantes y desprendimiento de azulejos en las paredes. La llave térmica no resistía la carga de dos o más carros térmicos para trasladar la comida.

Una de las auditorías constató, por ejemplo, que la comida de los chicos llega al área de internación pediátrica en el mismo ascensor que los residuos patogénicos, un verdadero riesgo para una población vulnerable a cualquier infección.

salud-2281872w640

Otro peligro es el desorden con el que se almacenan los alimentos o la existencia de ropa del personal dentro de la cámara de frío, donde la carne convive con las verduras y se escurren los jugos de los pollos. En el informe de la consultora Quality Consulting & Solutions (QCS), la comida fría aparece como “la causa principal de los reclamos”. NT