Buenos Aires, 29/05/2017

Destrozan una escuela por semana en Provincia

El último caso sucedió en La Plata y la mayoría ocurren en el GBA

(PBA) Vidrios rotos, destrozos y robos. Los edificios escolares de la Provincia resultan un objetivo fácil para el vandalismo. En los últimos cuatro meses hubo por lo menos un caso por semana de ataques contra centros educativos públicos.

El último episodio de la saga ocurrió en La Plata: el auxiliar docente que abrió las puertas de la primaria 23, ubicada en 7 y 601 del barrio Villa Elvira, al sureste del centro de la capital provincial, encontró un panorama desolador: la mayoría de las puertas de las aulas rotas; los muebles retorcidos en los rincones; los útiles que usan los alumnos desparramados por el piso y el laboratorio de química arruinado. “No entendemos tanta maldad, porque sólo robaron 600 pesos de una colecta solidaria que hicieron en una división la semana pasada”, contó angustiada una directiva del colegio que informó la suspensión de las actividades académicas. En esa sede funciona la primaria y una secundaria. Asisten poco más de 400 niños y adolescentes (también funciona una secundaria) en dos turnos.

Estos episodios se repiten todas las semanas. En el retorno de las vacaciones de invierno, un incendio intencional provocó la suspensión de clases en un complejo educativo público de Hurlingham. Fue en la “Esteban Echeverría”, una de las más grandes de ese municipio a la que concurren más de 1.500 estudiantes.

A fines de abril de este año hubo un incendio intencional en la Escuela Técnica N°2 de Ensenada, que había sido remodelada dos años antes. Y un día después de ese hecho quemaron un sector de la biblioteca de la Escuela 3 “Hipólito Yrigoyen” de la localidad de Berisso. En el interior, pasó en Bahía Blanca (tres veces un centro educativo) y hace un mes en Olavarria.

Al inicio de las vacaciones de invierno, entraron tres veces (el 7 el 11 y el 12 de julio) en la escuela 116 de Los Hornos, que queda en 146 entre 58 y 58 bis.

Las autoridades escolares bonaerenses tienen más casos registrados: una escuela de Pilar, el 16 de junio y otra en San Vicente, el 30 de mayo. En ambos episodios hay similares formas de actuación: ingresos nocturnos, roturas y robos menores.

En la provincia hay 6.300 edificios escolares públicos. Y sólo en La Plata hay 400. “A partir de marzo aumentamos de 120 a 180 escuelas vigiladas durante el día y en los horarios de movimiento de alumnos. Pero a la noche no podemos cubrir todas porque para eso deberíamos usar a todo el personal”, explicó el jefe de la policía Local platense, Daniel Piqué.

“Desde diciembre de 2015 hasta ahora tenemos por lo menos 10 casos de incendios”, dijo el director de Escuelas bonaerense, Alejandro Finochiaro. El funcionario aclaró que “obviamente no podríamos disponer de un policía por colegio”, por una cuestión de logística. “Es un problema cultural. Existe una identidad orgullosamente marginal que celebra destrozar escuelas, porque es la institución que compite contra la marginación”, definió Finochiaro. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario