Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

Destinos y escapadas | San Miguel del Monte, mucho más que una hermosa laguna

Rodeada de campos fértiles, la laguna de Monte es quizá la estrella del lugar y la razón por la cual cada fin de semana cientos de personas se reúnen para pasear por su orilla o comer un rico asado. Viejos caserones, calles angostas y hasta algunos ranchos de paja conviven en San Miguel del Monte y así es como la vida transcurre serena en este tranquilo lugar en el que...

Rodeada de campos fértiles, la laguna de Monte es quizá la estrella del lugar y la razón por la cual cada fin de semana cientos de personas se reúnen para pasear por su orilla o comer un rico asado. Viejos caserones, calles angostas y hasta algunos ranchos de paja conviven en San Miguel del Monte y así es como la vida transcurre serena en este tranquilo lugar en el que el tiempo pareciera no fluir.

san miguel del monte

(Ciudad de Buenos Aires) Si hablamos de escapadas de fin de semana, hay muy buenos lugares a pocos kilómetros de la Ciudad. Algunos de ellas conservan el espíritu de otras épocas, mientras que otras han ido evolucionando con el tiempo.  San Miguel del Monte es un típico pueblo, que tuvo su orgien como fortín militar, construido por el comandante Juan José Sardén en el año 1779. Años más tarde se construyó una capilla y a partir de ella nacieron las primeras construcciones que luego devinieron en el casco urbano.

san miguel del monte

Entre los lugares que dominan la atención, la Plaza Adolfo Alsina es uno de los puntos neurálgicos pues hablamos de la plaza más importante de la ciudad, que a su vez funciona como centro de encuentro social. Allí también se encuentra laMunicipalidad, el Centro Cultural Enrique Uzal y la Biblioteca Popular Municipal. Otra plaza de importancia es la Plaza de Juan Manuel de Rosas, antiguamente conocida como la Plaza de Armas. Hoy es un lugar de recreación y esparcimiento muy visitado.

Otros puntos de interés son el Rancho de Juan Manuel de Rosas, una construcción situada en una estancia que perteneció a este brigadier que ocupó un lugar determinante en la historia del país, el Museo Municipal Guardia del Monte, que se ocupa de contar la historia de la ciudad a través de un recorrido cronológico y la Iglesia de San Miguel de Arcángel.

Y, por supuesto, no podemos olvidarnos de la gran laguna, que ocupa unas 650 hectáreas y tiene una profundidad máxima de 4 metros. Podéis apreciarla desde la avenida Costanera o bien acercarse a su orilla para practicar la pesca deportiva. También hay hoteles y campings que se asoman en los alrededores para disfrutarla a tiempo completo. 

Fuente:  sobreargentina.com

Comentarios

Ingresa tu comentario