Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

Después de casi siete meses desaparecida, continúan con la búsqueda del cadáver de Stella Maris Sequeira

Hacen excavaciones en Ezeiza, en la vivienda que la mujer compartía con su esposo Rubén Carrazzone.

(PBA) Como hace 10 días la lluvia no permitió completar todos los procedimientos pedidos a la Justicia, ahora continúan los allanamientos en la casa del abogado Rubén Carrazzone del barrio “El Trébol de Ezeiza”, con excavaciones en distintas partes de la jardín propiedad. ¿Qué buscan? El cadáver de Stella Maris Sequeira, desaparecida hace más de seis meses.

De Stella Maris nada se sabe desde el 29 de diciembre de 2016. Según la hipótesis que dio abogada de la familia de la mujer desaparecida a C5N, creen que puedo haber sido víctima de un femicidio. “La relación con Carrazzone no sólo era mala sino que ella pensaba separarse ese día y la frase fue: ‘Viniste con un bolsito, te vas con un bolsito’”, dijo la letrada.

Fue el 10 de julio que comenzaron los trabajos en el último lugar en que se vio con vida a Stella Maris: su casa quinta de la calle Ombú 786, de Ezeiza. Pero como había llovido, hubo procedimientos que no pudieron hacerse y se completaron hoy, según los dispuesto por juez federal de Lomas de Zamora Alberto Santa Marina, quien tiene a su cargo la causa sobre la desaparición de la mujer.

Para ellos se utilizaba para la búsqueda georradares, que permiten detectar restos óseos ocultos o sepultados, informaron fuentes judiciales. Así, esta tarde se hacían dos excavaciones en el sector del jardín de la propiedad: una de ellas en un sector donde se detectó tierra removida y la otra, “cerca de donde están los tres pozos ciegos del terreno”, indicó la abogada.

Trabajaban en el lugar, efectivos de la Unidad de Investigaciones y Procedimientos Judiciales Zona Sur de la Gendarmería, con la ayuda del Sistema Federal de Búsqueda de Personas Extraviadas del Ministerio de Seguridad de la Nación y de la Dirección de Bomberos de la provincia de Buenos Aires.

El operativo se realizaba con perros, tecnología de control remoto georradar y otros métodos geofísicos de inspección, en la quinta perteneciente a Carrazzone, que ya se encontraba custodiada por agentes de Gendarmería debido a que en la diligencia anterior sólo se había podido examinar el interior de la vivienda y no así el jardín, informaron fuentes judiciales.

“Que busquen con tranquilidad y que revuelvan todo para que yo pueda iniciar mi causa. Hoy no puedo ser querellante pero nadie conoce a mi mujer y a los testigos como yo”, dijo Carrazzone en diálogo con C5N desde Lobos, ya que no estuvo presente en los allanamientos. Y agregó: “El que dijo que tuve hechos de violencia con mi mujer está mintiendo”. También sostuvo: “Creo que a Estella siempre la buscaron muerta y ahora (los investigadores) chocan con la realidad”.

La causa

El allanamiento ocurría luego de que el fiscal Leonel Gómez Barbella de Lomas de Zamora solicitara que fuera sometido a juicio oral el único detenido en la causa, por el encubrimiento de la desaparición de Sequeira (61), según informó el Ministerio Público Fiscal de la Nación. Se trata de Miguel Angel Franco, quien está procesado con prisión preventiva firme por el delito de “encubrimiento agravado por ser el hecho precedente especialmente grave y por haberse cometido con ánimo de lucro”.

Franco está detenido desde el 10 de enero y la semana pasada la Sala III de la Cámara Federal de La Plata confirmó su procesamiento, tras lo cual el fiscal Gómez Barbella presentó su requerimiento de elevación a juicio ante el juez Santa Marina, quien ahora deberá resolver la cuestión.

Si bien la causa nació como una investigación por secuestro extorsivo, a partir de un presunto llamado en el que exigían un rescate, el fiscal federal descartó esa hipótesis y orientó la investigación a “una desaparición forzosa o un femicidio”.

Sequeira desapareció el 29 de diciembre del año pasado, el 30 recibió en su teléfono un mensaje de Whatsapp de una amiga que la saludó por su cumpleaños y el 1 de enero su esposo denunció el hecho. Carrazzone manifestó haber recibido llamadas extorsivas en las que le pedían 80.000 dólares para liberarla y el 10 de enero, como consecuencia de diversas medidas de prueba, se detuvo a Franco.

Franco luego contó en su indagatoria que lo hizo por pedido del propio Carrazzone, quien le prometió pagarle por ello y le explicó que era “una joda” que quería hacerle a su esposa para sacarle plata. Con el correr de los días y la sumatoria de pruebas, la hipótesis de que Sequeira haya sido secuestrada se fue desvaneciendo y el fiscal Gómez Barbella presentó un dictamen en el que aseguró que no se puede descartar que la mujer haya sido víctima de una privación ilegal de la libertad o de un femicidio.

MG

FUENTE CONSULTADA: TÉLAM

Comentarios

Ingresa tu comentario