Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

Descontrol y travestis en los lagos de Palermo

Las travestis que trabajan en el lugar no respetan los horarios ni las delimitaciones de la Zona Roja establecida. (CABA) Desde agosto de 2008, la plazoleta Florencio Sánchez, en los lagos de Palermo, se convirtió en la zona roja “oficial” de los travestis. Entonces, la Ciudad había negociado que sus calles internas, frente al Lawn Tenis Club -donde concurren cientos de vecinos a hacer actividades deportivas-, podían ser ocupadas por...

Las travestis que trabajan en el lugar no respetan los horarios ni las delimitaciones de la Zona Roja establecida.

Quiso-travesti-llego-acuerdo-gluteo_IECIMA20130530_0071_14

(CABA) Desde agosto de 2008, la plazoleta Florencio Sánchez, en los lagos de Palermo, se convirtió en la zona roja “oficial” de los travestis. Entonces, la Ciudad había negociado que sus calles internas, frente al Lawn Tenis Club -donde concurren cientos de vecinos a hacer actividades deportivas-, podían ser ocupadas por más de 100 travestis para ofrecer sexo en la vía pública. Eso sí, bajo ciertas reglas, como respetar un horario establecido (de 22 a 6), mantener la higiene del lugar y la prohibición de ingresar en el espacio verde.

Sin embargo, nada de esto se cumple. Hoy, los travestis ocupan las calles internas del parque Tres de Febrero cuando cae la tarde; incluso, se cruzan con los chicos que toman el colectivo frente al club GEBA. Además, desde hace varias semanas quitaron los tocones de madera que impiden el paso vehicular al césped y es habitual ver los autos estacionados en la oscuridad del predio. Y la higiene del lugar es pésima. Un descontrol absoluto.

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario