Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

Desafiate: últimos días del concurso para mejorar Buenos Aires

Una convocatoria abierta para emprendedores entre 18 y 30 años, donde se premia a los cinco proyectos innovadores y auto-sustentables quecontribuyan a superar los desafíos sociales que representa vivir y transitar en una ciudad capital como Buenos Aires (CABA) El concurso busca apoyar a jóvenes innovadores que quieran resolver activamente los desafíos sociales de la ciudad de Buenos Aires proponiendo ideas para hacerlo. Una aplicación que sirve para saber cuánto tiempo...

Una convocatoria abierta para emprendedores entre 18 y 30 años, donde se premia a los cinco proyectos innovadores
y auto-sustentables quecontribuyan a superar los desafíos sociales que representa vivir y transitar en una ciudad capital como Buenos Aires

buenos-aires-parabuensaires
(CABA) El concurso busca apoyar a jóvenes innovadores que quieran resolver activamente los desafíos sociales de la ciudad de Buenos Aires proponiendo ideas para hacerlo.

Una aplicación que sirve para saber cuánto tiempo tarda en llegar el colectivo. Un gran centro cultural en el Parque Indoamericano, destinado a fomentar el encuentro y la convivencia social a través de actividades educativas. Un sistema de camiones acondicionados para guardar bicicletas. Un espacio urbano que recibe botellas de plástico listas para ser reutilizadas en la construcción de casas, mobiliario o juguetes. Un transporte público dirigido exclusivamente a la comunidad universitaria, con terminales en cada una de las sedes educativas. Tales son algunos de los sueños de los jóvenes de entre 18 y 30 años que participan en el concurso Desafiate, convocado por la Dirección General de Políticas de Juventud.

Las cinco iniciativas capaces de mejorar especialmente la calidad de vida de los porteños serán premiadas con $ 70.000 y el compromiso oficial para poner en marcha los distintos proyectos. En sus bases, el concurso menciona entre sus objetivos “encontrar emprendimientos que tengan potencial de combinar sustentabilidad con perspectiva social, se apoyen en la tecnología como medio para resolver los desafíos e impacten positivamente en los sectores más vulnerables”.

Con ese espíritu, los más de 200 jóvenes innovadores subieron sus ideas a Socialab (www.socialab.com), la plataforma donde cualquiera puede ver y votar los proyectos, y allí postularon sus emprendimientos en las áreas de salud, educación, trabajo, movilidad, desarrollo personal y servicios urbanos. Del total presentado, llama la atención que una buena cantidad tiene en la mira al transporte público, ya sea por la calidad de los viajes en colectivos y trenes, como por el estrés que provoca el tránsito o las dificultades que enfrentan los usuarios del sistema Mejor en Bici. La otra gran área temática de los trabajos subidos, que sin duda expresan la preocupación de los porteños, es la recolección de basura, las opciones de reciclaje y la construcción de una verdadera cultura de la sustentabilidad. Y en menor medida aparecen los que impulsan el desarrollo turístico, la creación de más y mejores bibliotecas y el incentivo empresarial a los empleados que apoyan iniciativas sustentables, entre muchos otros.

Una de las ideas subidas propone colocar estaciones de bicicletas cada 50 cuadras. Otra pretende incentivar los “bosques verticales”. Una más impulsa la instalación de semáforos para no videntes. La renovación del Velódromo, asistencia para inundaciones, el saneamiento del Riachuelo, una mayor aceptación de la diversidad sexual, creación de ecobuses e instalación de refugios para animales son algunos de los sueños de los jóvenes porteños. La noche del próximo miércoles vence el plazo para subir esos proyectos. Y después, una vez elegidos los cinco ganadores, quedará el verdadero desafío del concurso: la urgente tarea colectiva de hacerlos realidad.

 
.

Comentarios

Ingresa tu comentario