Buenos Aires, 16/12/2017, edición Nº 1858

Desafían al Gobierno a “hablar en serio” de la contaminación del Riachuelo

La organización ambientalista Greenpeace le pidió hoy al Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación que responda por las deficiencias del plan de saneamiento del Riachuelo, ante la falta de respuesta oficial a un informe que muestra que el agua de esta Cuenca sigue igual de contaminada que hace 5 años. (Ciudad de Buenos Aires) La organización señaló que es necesario evaluar la eficacia de las estrategias implementadas en...

La organización ambientalista Greenpeace le pidió hoy al Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación que responda por las deficiencias del plan de saneamiento del Riachuelo, ante la falta de respuesta oficial a un informe que muestra que el agua de esta Cuenca sigue igual de contaminada que hace 5 años.

(Ciudad de Buenos Aires) La organización señaló que es necesario evaluar la eficacia de las estrategias implementadas en el plan de saneamiento, más allá de las acciones y obras anunciadas.

Los resultados de los propios monitoreos realizados por ACUMAR, analizados por Greenpeace, demuestran que los cursos de agua de la Cuenca Matanza- Riachuelo mantienen los mismos niveles de contaminación que tenían 5 años atrás, cuando comenzaron las gestiones de saneamiento en la Cuenca.

Según el informe citado, no existe una evolución positiva en la calidad del agua y los niveles de toxicidad siguen siendo muy altos. Para los ambientalistas, los resultados son indicadores claves que evidencian la necesidad de reformular las estrategias de de control de la contaminación.

“No es serio considerar que la reducción de algunas sustancias tóxicas en sitios puntuales significa que toda la Cuenca esté mejor. Las autoridades de la Nación no están dispuestas a realizar un diagnóstico real y reconocer el grave problema de la contaminación de las aguas del Riachuelo”, sostuvo Lorena Pujó, coordinadora de la campaña Riachuelo de Greenpeace.

Greenpeace demanda que las autoridades redefinan los objetivos de recomposición de la Cuenca, modifiquen las políticas de control industrial, y pongan en marcha un plan de saneamiento integral que apunte al cese total de los vertidos, como lo dispuso la Corte Suprema de Justicia de la Nación tras el fallo histórico del año 2008

Comentarios

Ingresa tu comentario