Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

Depeche Mode está preparado para un nuevo disco

La legendaria banda de los 90 prepara un álbum regreso para el año que viene.  A sus 50 años, Dave Gahan cuenta su regreso.   (Ciudad de Buenos Aires) Están terminando un nuevo álbum, el sucesor de Sounds of the Universe (2009), que saldrá el año próximo y las fechas de la nueva gira de conciertos ya están casi definidas. La banda británica Depeche Mode ha vuelto. Por ello, su...

La legendaria banda de los 90 prepara un álbum regreso para el año que viene.  A sus 50 años, Dave Gahan cuenta su regreso.

 

(Ciudad de Buenos Aires) Están terminando un nuevo álbum, el sucesor de Sounds of the Universe (2009), que saldrá el año próximo y las fechas de la nueva gira de conciertos ya están casi definidas. La banda británica Depeche Mode ha vuelto. Por ello, su cantante Dave Gahan habló en París sobre las fuerzas que los impulsan aún, sobre música y sobre política.

-¿Tiene algún método de trabajo?

-En mi teléfono móvil tengo dieciséis horas de grabaciones de voz. A veces son sólo pequeñas ideas, o acordes de guitarra que me envían. Muchas veces canto directamente en el teléfono móvil. Por ello es que tengo todas estas pequeñas grabaciones. Aunque confieso que no pensaba que fueran tantas, de todas maneras, estoy seguro de que quince de ellas no son más que basura.

-¿Cómo mantiene Depeche Mode la motivación después de todos los años de éxito?

-Tengo todavía esas ganas de ser parte del mundo, del universo, de la vida. A través de la música tengo el sentimiento de que me acerco un poco más a todo eso. He abierto mi horizonte mucho más. Todo esto me ha llevado a reunirme de nuevo con la banda y grabar también un par de canciones mías.

-¿Cómo surgió el nuevo álbum?

-Martin (Gore) me envió sus demos. Ha escrito un par de canciones geniales. Al escucharlas, lo que pienso es cómo podía sentirme dentro de esas canciones. Siempre es un reto.

-¿Qué canciones habrá en este álbum aún sin título?

-Hemos grabado veinte canciones, de las que tal vez doce aparecerán en el álbum. La última selección es la más difícil. Cuando Martin y yo abandonamos el estudio hace pocos días, nos dijimos: ha sido desde el principio hasta el fin un largo viaje. También habrá ahí canciones sin potencial de superéxito, porque queremos hacer algo que funcione en general como un todo, como los viejos álbumes conceptuales. Aunque sé que ya no hay muchas personas que escuchen música de esta manera.

-¿Quién produce el álbum?

-Flood mezcla el álbum en Londres. Hemos escuchado un par de temas y suenan muy bien. Él produjo con nosotros Violator (1990) y Songs of Faith and Devotion (1993). Nos conoce. Conoce la música. Sabe de dónde venimos. Sabe lo que queremos con el álbum. Cuando escuchó las grabaciones por primera vez dijo: «Esto es un sonido muy madurado para Depeche Mode». Y creo que tiene razón. Siento en las canciones influencias del blues. Es un álbum fuerte que encaja muy bien con lo que hemos hecho en el pasado.

-¿Qué es lo que hace que usted se convierta en ese gran intérprete sobre el escenario?

-Durante muchos años pensé que el alcohol y las drogas me ayudaban a cantar y a llegar hasta el extremo como artista. Pero al final acabé vacío. Este año he cumplido 50 y me siento bien. Intento estar presente y disfrutar las cosas geniales que me siguen pasando en la vida. Y cuando estoy en el escenario, me siento parte del universo. La música es una cosa loca que hace posible algo así.

-¿Veremos el regreso del ex Depeche Mode Alan Wilder?

-Hemos tocado juntos en una gira en Londres. Fue fantástico. Cuando se fue, en 1995, para nosotros fue algo raro. Deseaba que no lo hiciera. Podría haber hecho como nosotros, como Martin y yo, que tenemos otros proyectos también, pero nos juntamos una y otra vez. Nos enriquece para eso que hacemos en el estudio. Pero Alan ha continuado desarrollándose. Y nosotros hemos continuado desarrollándonos.

-En EE.UU. hay elecciones, ¿le interesa a usted?

-He seguido los debates (entre el presidente Barack Obama y su rival Mitt Romney), aunque por desgracia me he perdido el último. Espero que tengamos a Obama otros cuatro años más. Creo que es un hombre maravilloso. Menudo trabajo tuvo que asumir. Hoy encuentro todo esto mucho más interesante que antes, cuando tenía 30 años. Ahora reflexiono mucho más al respecto. Mis hijos deben hacer cosas positivas. Tal vez no necesariamente cambiarlo todo, pero algo que dé valor a la vida y no la destruya. (Gentileza La Nación)

Comentarios

Ingresa tu comentario