Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

Denuncian que el PRO endeuda a AUSA con obras sobrevaluadas y sin control

A pesar del aumento repetido de los peajes, la Auditoría porteña advirtió sobre un rojo que llegó a septuplicar el patrimonio de la empresa. Autopistas Urbanas acumuló una deuda financiera crítica, que alcanzó los $ 220 millones. Desde el FPV afirmaron que el macrismo le encomienda obras con “flexibilización en la contratación, mayores costos y menor transparencia”. (CABA) Autopistas Urbanas SA, la sociedad anónima estatal que administra y explota las...

A pesar del aumento repetido de los peajes, la Auditoría porteña advirtió sobre un rojo que llegó a septuplicar el patrimonio de la empresa. Autopistas Urbanas acumuló una deuda financiera crítica, que alcanzó los $ 220 millones. Desde el FPV afirmaron que el macrismo le encomienda obras con “flexibilización en la contratación, mayores costos y menor transparencia”.

_mg_2474

(CABA) Autopistas Urbanas SA, la sociedad anónima estatal que administra y explota las autopistas de la Ciudad, tiene un nivel de endeudamiento que en 2012 llegó a superar siete veces el patrimonio neto de la empresa, a pesar que desde la asunción de Mauricio Macri los peajes aumentaron entre 1000 y 2000 por ciento. El caos financiero es resultado de la realización de obras como pasos bajo nivel o puentes ferroviarios que podrían estar a cargo de distintos ministerios porteños, pero que por una ley aprobada en 2009 fueron encomendadas a AUSA.

Mediante este accionar, el Gobierno de la Ciudad ejecuta Obras Públicas mediante el procedimiento de encomienda a AUSA (…) con la consiguiente flexibilización en las formas de contratación. La consecuencia de esta modalidad son obras con mayores costos y menor transparencia y control“, explicaron los auditores porteños pertenecientes al Frente Para la Victoria (FPV) en su dictamen de disidencia sobre los estados contables de AUSA.

Según consignó Tiempo Argentino, Mauricio Macri recorrió el pasado miércoles la construcción de los túneles que pasarán por debajo de la Avenida San Juan y que, según aseguró el alcalde capitalino, terminarán de “mejorar el funcionamiento del Metrobus en la dirección sur“. Más allá de estos deseos del líder del PRO, la obra también empeorará las alicaídas finanzas de AUSA. La empresa tiene una deuda que asciende a más de $ 220 millones, a lo que deberá sumarse un préstamo de 130 millones de dólares.

 

Comentarios

Ingresa tu comentario