Buenos Aires, 16/12/2017, edición Nº 1858

Denuncian el cierre de Terapia Intensiva del Hospital Durand en época de bronquiolitis

La Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica del Hospital Durand derivó a centros aistenciales de la provincia de Buenos Aires a los tres pacientes que tenía internados y cerró, ante la falta de designación de profesionales, en medio del pico de casos de bronquiolitis. (Ciudad de Buenos Aires – Télam) La medida motivó que los legisladores Juan Cabandié y Gabriela Alegre presentaran un proyecto en la Legislatura porteña para que el...

La Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica del Hospital Durand derivó a centros aistenciales de la provincia de Buenos Aires a los tres pacientes que tenía internados y cerró, ante la falta de designación de profesionales, en medio del pico de casos de bronquiolitis.
(Ciudad de Buenos Aires – Télam) La medida motivó que los legisladores Juan Cabandié y Gabriela Alegre presentaran un proyecto en la Legislatura porteña para que el Ejecutivo nombre “con prontitud” al personal profesional a fin de restablecer la atención médica.
Oscar Trotta, médico del Durand, dijo a Télam que la unidad fue inaugurada en el año 2010 “y estuvo sólo un día abierta, luego y tras varios reclamos fue vuelta a inaugurar a mediados del año pasado, a las apuradas y en medio de la campaña electoral, pero jamás designaron a los médicos necesarios para atenderla”.
Trotta reveló que el viernes pasado “fueron derivados los tres pacientes que estaban en la Unidad a hospitales bonaerenses ya que los tres médicos que estaban decidieron renunciar por sobrecarga laboral, ya que en el lugar se requiere siete profesionales”.
“Al no haber pacientes la Unidad cerró y, otro déficit, es el de enfermeras especializadas, y que se requiere la designación de 18 enfermeros y sólo nombraron a ocho”, explicó Trotta.
En este sentido detalló que “evidentemente se trata de un problema de gestión porque los nombramientos de enfermeras recién van a estar para el 27 de julio, cuando los picos de bronquiolitis se dan ahora”.
El gobierno de Mauricio Macri anunció el año pasado la reapertura de la Unidad “en medio de la campaña y con el anuncio de la baja de los índices de mortalidad infantil en la ciudad, lo cierto es que nunca designó a los profesionales necesarios”.
“Los tres que estaban renunciaron porque no van a poner en juego su matrícula en un área que requiere el máximo de atención si la ciudad no designa a los médicos necesarios”, detalló.
El médico destacó además que cuando Macri abrió la unidad de Terapia Intensiva Pediátrica, el año pasado, “pudo hacerlo gracias a la llegada de seis respiradores mecánicos que provinieron del Plan Nacer de Nación, por lo que la ciudad no hizo nada para el sector funcione”.
Indicó que el hecho más grave “es que se cierre un área crítica para la atención de niños en un hospital, en medio de la avalancha de casos de bronquiolitis que afecta en esta época del año”.
En este aspecto, el profesional remarcó que “si bien se registró un brote importante de bronquiolitis hace dos semanas, el departamento de epidemiología del gobierno porteño informó que se espera un aumento de casos para las dos primeras semanas de Julio”.
Indicó que en muchos casos “esta patología es altamente requirente de camas de internación con respiración asistida para la población pediátrica, ya que es pronunciadamente letal sin este tipo de tratamiento”.
“Es grave la liviandad con la que Mauricio Macri toma el cierre de la terapia intensiva infantil, dejando librado al azar la salud de miles de niños y en donde se revelaron datos que dan cuenta de un incrmento del 26% de la mortalidad infantil”, afirmó el diputado Cabandié.
Por su parte, la legisladora Gabriela Alegre destacó que “en el 2011, en plena campaña electoral se lo veía en un spot a Mauricio Macri inaugurar las obras. Pero más allá del efecto publicitario, nunca se interesó en designar al personal para que la terapia infantil funcione”.

Comentarios

Ingresa tu comentario