Denuncian al “nene” de Racing por jugar con muletas en la vereda

Denuncian al “nene” de Racing por jugar con muletas en la vereda

(CABA) En la tarde de la despedida de Diego Milito, uno de los grandes ídolos del club y al que, casualmente, este sábado le realizarán su partido homenaje, se empezó a conocer la historia de Santiago Fretes, un chico de 11 años, que nació con una malformación genética en su pierna derecha y se hizo famoso luego de que su mamá subiera a Twitter una foto en la que compartía una de sus muletas con un amigo, para que ambos pudieran ver al Príncipe.

Con el correr de las horas, la historia de superación de Santi conmovió a todos. Y empezaron a llegarle pedidos y más pedidos de notas. Programas de tele, de radios, medios gráficos y digitales quisieron tener una exclusiva. Y él nunca se negó. Al contrario, disfrutó de cada una de sus apariciones y de la fama que consiguió en el barrio de Del Viso, Pilar, donde vive con su familia.

De la noche a la mañana, se acostumbró a que cámaras y filmadoras lo siguieran jugando al fútbol con chicos que cuentan con sus dos extremidades inferiores en el Club Unión de Del Viso, practicando taekwondo (es cinturón verde), escalando montañas o simplemente andando en bicicleta, actividades que todavía hoy realiza y cada vez mejor.

De excelente relación con todo el plantel de Racing, Santi sigue yendo cada vez que el equipo juega de local a alentarlo. Aunque en los últimos tiempos no necesitó de sus muletas, ya que en septiembre consiguió una prótesis. Otro gran avance. Y un nuevo motivo de felicidad.

Pero (siempre hay un pero) no todas son buenas para la familia Fretes. Ahora se sorprendieron cuando les llegó una carta documento intimando a “Santiago, de aproximadamente 10 años de edad, a cesar en la realización de disturbios en la vía pública”. Sí, leyó bien: un vecino, que vive justo en diagonal a su casa, denunció al nene por, aparentemente, molestarlo. ¿Cómo? Acá viene lo más insólito: “Circular en bicicleta dando vueltas en círculo y jugar carreras con otros amigos (…), jugar a la pelota, griteríos, en días y horarios inapropiados de 14 a 22”.

carta

La encargada de hacer pública la demanda fue la propia madre de Santi, quien mediante su Twitter expuso a Felipe Ayala, tal como se llama el denunciante. Y se preguntó y aclaró: “¿Me estás jodiendo? ¿Qué tengo que hacer con este tipo? No voy a reprimir a mi hijo y privarlo de su diversión, que te quede claro”.

En el barrio contaron que unos meses atrás a la familia de Santi ya le había llegado una citación vecinal, que terminó en una mediación que indicó con toda lógica que el pedido no tenía ningún sustento. Pero se ve que el vecino no quedó conforme y fue por más. ¿Será hincha de Independiente?