Buenos Aires, 20/09/2017, edición Nº 1771

Denuncian al Gobierno porteño por crear aulas en los pasillos

El Ministerio de Educación porteño comenzó a colocar placas de yeso para ubicar en los pasillos a los alumnos que quedaron fuera de las vacantes. (CABA) A menos de tres semanas para el inicio de las clases en la Ciudad de Buenos Aires, el Ministerio de Educación porteño avanza en la gestación de aulas que sustituyan la falta de establecimientos para cubrir las decenas de miles de vacantes que tiene...

El Ministerio de Educación porteño comenzó a colocar placas de yeso para ubicar en los pasillos a los alumnos que quedaron fuera de las vacantes.

Esteban-Bullrich-Telam

(CABA) A menos de tres semanas para el inicio de las clases en la Ciudad de Buenos Aires, el Ministerio de Educación porteño avanza en la gestación de aulas que sustituyan la falta de establecimientos para cubrir las decenas de miles de vacantes que tiene el distrito. Padres del colegio Bernasconi denunciaron la colocación de paredes de durlock en pasillos para transformarlos en aulas, mientras en otros establecimientos se negaron a aceptar las aulas “modulares”. Ayer, el juez Osvaldo Othegy intimó al gobierno de Mauricio Macri, por pedido de la Asesoría Tutelar, a que en 48 horas presente en el juzgado el detalle de todas las vacantes actuales y las respuestas dadas a cada caso, con nombre y apellido, algo que por acta se habían comprometido a entregar el 3 de febrero.

La confirmación del rumor la hicieron circular padres y docentes por las redes sociales: el gobierno porteño, apremiado por el tiempo, acelera el proceso de colocar barandas de metal y paredes de durlock en espacios “vacíos” de establecimientos, para transformarlos en aulas. En algunos lugares tenían pensado hacerlo en salones de música remodelados por la propia cooperadora, como en el jardín Granaderos de San Martín (Av. Libertador al 4900), otras veces eligen los SUM. La mayor novedad fue lo sucedido en el palacio-escuela Bernasconi, donde habían quedado 44 chicos de sala de 5 sin su vacante en primaria, a pesar de tener la prioridad. Este error del sistema informático, de no tener en cuenta las preferencias del reglamento escolar, obligó a Ciudad a buscar más lugar para albergar chicos. En este caso, el pasillo del tercer piso, según denunciaron miembros de la institución. Hoy a las 10 harán una manifestación en rechazo a la iniciativa.

Raquel Papalardo, directora de otro colegio emblemático, el Mariano Acosta, dio a conocer el caso de su establecimiento. Hace dos años presentaron un proyecto de tres aulas de inicial. “Tenemos el espacio. Han pasado dos años y no hemos tenido respuesta.

En tanto, grupos de padres y supervisores del jardín 3 del Distrito 13 (Lacarra 1135) y del Granaderos, en Palermo, rechazaron las aulas “modulares” (que Ciudad anunció como escuelas nuevas) en sus establecimientos, en reclamo de que construyan aulas propias. Similar posición tiene varios padres del de Pico 2629. Ante la negativa en el jardín Granaderos, Educación resolvió no colocar allí la “construcción en seco”, aunque no especificó dónde irá. Como solución, “encontraron” un aula vacía que estaba ociosa en el colegio Armenio. Elizabeth L., docente de media en Ciudad, denunció: “El año pasado nos cerraron cursos por falta de vacantes en el distrito 10, que corresponde a Villa Urquiza.

Sin dar datos al juzgado, el lunes Educación le informó a la Defensoría que hay 17.615 casos “en lista de espera”, y no los 12 mil notificados a la prensa por Bullrich a principios de semana. Dijeron 2819 de secundaria y 1585 de primaria. En cambio, en otro informe entregado ayer a la Legislatura porteña, Educación habla de 111.893 inscriptos en todos los períodos y niveles. Sólo analiza 70.956 (de los cuales asignaron 59.040 vacantes), de los restantes 40.937 inscriptos no da información.

Fuente: Página 12

Comentarios

Ingresa tu comentario