Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1834

Demolerán el Velódromo de Palermo

Estaba en ruinas y en riesgo de derrumbe. Harán oficinas temporales para los Juegos Olímpicos Juveniles 2018. (CABA) Fue inaugurado en 1951 para los Juegos Panamericanos que organizó el gobierno peronista, cuando el ciclismo era en nuestro país un deporte muy popular. Llegó a ser considerada una de las mejores pistas del mundo, con tribunas que permitían el ingreso de hasta 15.000 personas. Pero el tiempo y la falta de...

Estaba en ruinas y en riesgo de derrumbe. Harán oficinas temporales para los Juegos Olímpicos Juveniles 2018.

velodromo
(CABA) Fue inaugurado en 1951 para los Juegos Panamericanos que organizó el gobierno peronista, cuando el ciclismo era en nuestro país un deporte muy popular. Llegó a ser considerada una de las mejores pistas del mundo, con tribunas que permitían el ingreso de hasta 15.000 personas. Pero el tiempo y la falta de mantenimiento lo dejaron en ruinas y con peligro de derrumbe. Ahora, le llegará el fin: la Legislatura porteña autorizó la demolición del Velódromo de Palermo.

Fueron varios los eventos importantes que alojó el predio de la avenida Belisario Roldán, como el Mundial Juvenil de Ciclismo de 1979. También fue sede de espectáculos musicales, como los festivales B.A. Rock que se hicieron desde 1970 en adelante, y en el que se presentaron prestigiosos músicos y bandas como Los Gatos, Almendra, Manal y Sui Géneris.

La estructura está en desuso desde 1998, cuando se presentó el grupo artístico De la Guarda. En 1991 fue concesionado por el entonces intendente Carlos Grosso a una empresa junto a otras instalaciones de los Bosques de Palermo, y en 1997 Fernando de la Rúa lo recuperó para el Estado. Pero nunca se llevó adelante un plan de obras para restaurarlo, y así se fue arruinando cada vez más, hasta el punto de quedar con riesgo de derrumbe, tanto que en 2007 un estudio del Centro Argentino de Ingenieros recomendó la demolición. La pista está cubierta de yuyos y hasta creció un árbol, y los exteriores se terminaron usando como playón de depósito de autos secuestrados por la Policía Federal.

El problema es que el Velódromo estaba catalogado como Monumento Histórico, con lo cual no podía ser tocado, sólo se permitía recuperarlo tal cual su diseño original, algo impracticable por el nivel de deterioro.

El Ejecutivo venía estudiando proyectos para recuperar el sector exterior del predio, pero el riesgo de derrumbe impedía que se pudieran hacer actividades en forma segura. Por eso terminó pidiendo que le permitiera demolerlo.

Al predio se le dará un nuevo destino. Allí funcionarán oficinas temporales para la organización de los Juegos Olímpicos de la Juventud que se realizarán en 2018, estructuras que luego serán desmanteladas para que el espacio quede totalmente abierto al público. En la Subsecretaría de Deportes de la Ciudad explicaron que también construirán canchas de fútbol y otras instalaciones deportivas de uso público.

Comentarios

Ingresa tu comentario