Buenos Aires, 20/10/2017, edición Nº 1801

Delivery para todos: Pañales, juguetes sexuales y otros raros pedidos

Una modalidad en asecenso.

El envío a domicilio ya alcanza a casi todos los rubros y despierta una enorme cantidad de anécdotas e historias urbanas.

delivery

(CABA) Los servicios de delivery, una tendencia que se masificó a principios de los ’90, ya abarca a los negocios más insólitos. El del sex shop parece especial para el delivery, pero la variedad es tendencia por estos días.

Mariano Vázquez Freije apaga el celular a las doce de la noche porque dice que lo vuelven loco con los llamados. Tiene el sex shop Tentaciones y desde que ofrece delivery de sus productos el negocio casi se duplicó. Hoy el 40% de sus clientes hace el pedido por teléfono o a través de la página web y recibe en su casa lo que compró. “Tenemos un post inalámbrico y eso incentiva la venta. Triplicamos los montos de facturación desde que tenemos ese servicio”, calcula. “Ahora, con débito, se animan a gastar 800 o 900 pesos”, dice.

Además está el tema de la distancia, que se acorta con el servicio de envíos. Para los clientes de capital las motos no descansan. Pero el delivery llega a todo el país, esa es la ventaja. Vázquez Freije toma la lista de pedidos de este mes y repasa en voz alta: Ushuaia, Tolhuin (en Tierra del Fuego), Rosario, Córdoba capital. “Y nombres raros, pequeños pueblitos. ¿Conocés Médanos? Llegamos a lugares inhóspitos. La Leonesa, Chaco. ¿La tenías? Todos por correo argentino”.

Una pelea más y el intento por reconciliarse, un aniversario que se recordó ya sobre el final del día, el nacimiento de un bebe a un horario extravagante. Estas son algunas de las situaciones en las que suena el teléfono del servicio de delivery de peluches, flores y bombones. El empleado de Tujardinonline Ezequiel Nogues cuenta que como están físicamente ubicados en Palermo, en una zona de clínicas, reciben muchos llamados para encargar peluches para bebes.

Florencia Díaz es economista, máster en finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella. Se inspiró en el servicio de delivery de pañales de una empresa norteamericana para armar su propio modelo en la Argentina. Hace 18 meses lanzó su servicio de  enpañales.com para las mamás y papás que quieren proveerse de pañales sin moverse de sus casas. También sumó cochecitos, cunas, juguetes, etc. una especie de supermercado para el bebe con servicio de venta exclusivamente por delivery.

Comentarios

Ingresa tu comentario