Buenos Aires, 23/10/2017, edición Nº 1804

Debaten crear un polo gastronómico y recreativo bajo la Plaza Houssay

Es un proyecto dentro de un plan de innovación urbana. La plaza de Recoleta fue remodelada hace poco para convertirla en un Campus Urbano.

(CABA) En la manzana que limitan la avenida Córdoba y las calles Junín, Uriburu y Paraguay, en el barrio porteño de Recoleta, desde hace 35 años, existe la plaza Bernardo Houssay. Ahora, en el Gobierno de la Ciudad se está debatiendo la posibilidad de crear un polo gastronómico y recreativo al estacionamiento que funciona en sus subsuelos.

La plaza, construida en los 80, fue remodelada hace poco para convertirla en el corazón de lo que se dio en llamar el nuevo Campus Urbano. Un nuevo nombre para el área que forman casi naturalmente varias dependencias universitarias entre las que se cuentan las facultades de Ciencias Económicas, Medicina, Odontología y el Hospital de Clínicas.

Ahora, el arquitecto Alvaro García Resta, coordinador de proyectos de innovación urbana en el Ministerio de Desarrollo Económico de la Ciudad, alienta el proyecto de darle al primer subsuelo de estacionamientos un uso gastronómico y cultural. “La plaza es una plataforma de encuentro para 180 mil estudiantes universitarios que transitan la zona cada día”, explica el jóven funcionario para destacar las potencialidades del lugar. Resta es uno de los cultores de una nueva manera de resolver los problemas urbanos, no como un estudio abstracto sobre las ciudades, sino entendiendo cómo actúan y usan el espacio público las personas.

Innovación urbana, urbanismo táctico o urbanismo open source son los nombres de esta subdisciplina que se basa en aprovechar la capacidad de la ciudadanía de participar en la construcción activa de la ciudad. Esta nueva especialidad requiere de un profesional de la gestión urbana obligado a trabajar en con otras disciplinas y ser más un mediador y un coordinador que un analista o un proyectista.

Así es como Resta se convirtió en un “detector de posibilidades de innovación urbana”. Desde su función de coordinador de proyectos se la pasa inventando iniciativas que aprovechen el uso que los vecinos hacen del espacio público. Así es como está evaluando alternativas para mejorar la relación del puerto de transatlánticos con el Centro porteño. Le da vueltas a la idea de una urbanización universitaria en Tiro Federal, frente al estadio de River, y busca que este desarrollo se conecte con Ciudad Universitaria. También piensa en nuevas estrategias para aprovechar el envión barrial que produjo la nueva sede de Gobierno en Parque Patricios. Pero, sin lugar a dudas, su proyecto más preciado es la Plaza Houssay.

El tema es que la plaza acaba de ser inaugurada como centro del campus urbano y sufrió una muy importante reforma que lo dotó de un skatepark y mesas de ping-pong, además de conexión Wi-Fi de alta velocidad y la posibilidad de cargar el celular o enchufar la compu. Sin embargo, para Resta no existen contradicciones entre lo que se hizo y lo que propone. “Esta iniciativa se suma a la del campus como un atractivo más y una forma de poner en valor el entorno”, dice y aclara que el gran problema de los alrededores de la Plaza Houssay es que los edificios universitarios ofrecen grandes veredas sin locales y servicios que ayuden a dinamizar la calle. “Como consecuencia de un polo gastronómico y cultural, muchas veredas podrían ser ocupadas por food trucks que funcionen durante las horas de mayor concurrencia y se retiren a la noche”, sostiene. La pérdida de uno de los dos subsuelos del estacionamiento tampoco preocupa a Resta, para el funcionario, un uso como el previsto podría darle impulso al uso del transporte público con solo generar una conexión la estación de subte Facultad de Medicina. “La zona está muy bien provista por el subterráneo y varias líneas de colectivos, es un área de alto flujo, gran conectividad y accesibilidad”.

Innovación urbana es una forma de pensar la ciudad que está creciendo en el mundo, comprometida con las ciudades reales, en tiempo real y los residentes, ciudadanos y comunidades reales, en contraposición al urbanismo clásico que se maneja con estadísticas. “La Innovación Urbana reconoce áreas de oportunidades en la ciudad, crea con el vecino una visión para tal espacio y trabaja de modo interdisciplinario y creativo para hacerla realidad”, explica Resta y asegura que la pregunta central dejó de ser qué necesita la ciudad, para ser qué necesitan las personas que la viven y transitan.

El proyecto todavía está siendo debatido transversalmente dentro del Gobierno de la Ciudad, pero la plaza necesitaría generar algunas aperturas para que el sótano se convierta en un lugar agradable.

Plaza Houssay campus

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario