Buenos Aires, 24/10/2017, edición Nº 1805

Datos básicos que tenés que saber antes de pasarte a Windows 8

Requiere el mismo hardware que el 7. Qué cuidados hay que tener al instalarlo. (Ciudad de Buenos Aires) Sobre todo para los usuarios intensivos de la computadora, renovar el sistema operativo es una decisión trascendente. Porque la actualización suele demandar un buen rato, porque el cambio implicará un reaprendizaje y porque el nuevo sistema operativo dictará el modo en que se realizarán muchas tareas rutinarias y determinará qué periféricos y...

Requiere el mismo hardware que el 7. Qué cuidados hay que tener al instalarlo.

windows-8-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) Sobre todo para los usuarios intensivos de la computadora, renovar el sistema operativo es una decisión trascendente. Porque la actualización suele demandar un buen rato, porque el cambio implicará un reaprendizaje y porque el nuevo sistema operativo dictará el modo en que se realizarán muchas tareas rutinarias y determinará qué periféricos y softwares podrán usarse. Hoy, muchas personas en todo el mundo se están preguntando si pasarse a Windows 8, la nueva versión del sistema operativo más usado del mundo (según Steve Ballmer, número uno de Microsoft, cuatro millones ya lo hicieron). Aquí, algunas pautas que conviene tener en cuenta antes de darse a la tarea de instalar Windows 8.

¿Qué hardware hace falta para el nuevo Windows Pro?

Un concepto general que puede tomarse como referencia, según Microsoft, es que si el equipo está preparado para Windows 7, lo estará para Windows 8. Esto quiere decir que para un uso hogareño de Windows 8 hace falta una máquina (PC de escritorio, notebook, netbook o tableta) con un microprocesador compatible con la arquitectura de Windows de al menos un gigahertz (GHz), un gigabyte (GB) de memoria como mínimo, 16 GB de espacio en el disco rígido (20 GB para la versión de 64 bits de Windows 8) y una pantalla con una resolución de, al menos, 1.024 por 768 píxeles. Una resolución menor a esta impedirá el uso de las aplicaciones de la nueva pantalla de inicio de Windows 8. Lo ideal sería una resolución de 1.366 por 768 o superior.

¿Cuánto demora la instalación?

El tiempo que demandará la renovación dependerá, sobre todo, de qué tantos softs haya que reinstalar tras el cambio de sistema operativo, de qué tan poderosa sea la máquina y del ancho de banda de la conexión a Internet. Como referencia, tómese nota de que será ineludible bajar de Internet 2 GB de datos. De modo que, desde un acceso doméstico, habrá que prever al menos dos horas para la tarea.

¿Hay que estar frente a la computadora mientras se actualiza el sistema operativo?

No todo el tiempo. Sí para hacer algunos clics necesarios. Además, durante la instalación se muestran instrucciones de uso para las nuevas herramientas de Windows, pero hay otros modos de acceder a esa información.

¿Qué programas y qué datos se conservarán y cuáles no?

Según explicaron a Next de la filial local de Microsoft, esto variará según desde qué versión de Windows se esté saltando a la 8. Si en la máquina se tiene Windows XP, sólo será posible conservar los archivos propios, es decir, todo lo guardado en la carpeta Mis Documentos. De modo que en ese caso habrá que reconfigurar el sistema operativo (establecer idioma del teclado, protector de pantalla, etc.) y reinstalar todos los softs que se tenían. Por su parte, los usuarios de Windows Vista podrán preservar sus archivos propios y la configuración de Windows (pero deberán reinstalar los soft). Y quienes den el salto desde Windows 7 podrán conservar todo: archivos propios, ajustes del sistema operativo y aplicaciones instaladas.

¿Y qué pasa con los periféricos (impresoras, webcams)?

Todo el hardware compatible con Windows 7 debería funcionar sin inconvenientes en Windows 8. De todos modos, al iniciar la actualización, un programa analizará el hardware y el software que encuentre e informará sobre posibles incompatibilidades.

¿Cómo se aprende a usar las nuevas herramientas de Windows 8?

En www.windows.com hay un apartado dedicado a eso (“Cómo usarlo”).

¿Hasta cuándo Microsoft dará soporte para Windows XP y Vista?

Para ambas versiones la empresa de Bill Gates sólo libera en este momento actualizaciones críticas o vinculadas a la seguridad. Para XP lo hará hasta el 8 de abril de 2014, y para Vista, hasta el 11 de abril de 2017.

Comentarios

Ingresa tu comentario