Buenos Aires, 17/11/2017, edición Nº 1829

Dan de baja a 45 policías locales por no superar las pruebas psicofísicas

Algunos por enfermedades que no fueron detectadas al entrar a la fuerza, otros por problemas psicológicos. Unos cien efectivos más podrían quedar afuera este año.

(PBA) Cuarenta y cinco efectivos de la policía local fueron dados de baja en este mes por no superar las pruebas psicofísicas: algunos por enfermedades que no fueron detectadas al entrar a la fuerza, otros por problemas psicológicos. Unos cien efectivos más podrían quedar afuera este año.

El 10 de enero salieron dos resoluciones del ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. En una se le daba de baja a 11 efectivos y en la otra a 34. Los municipios en los que trabajaban los efectivos son Mar del Plata, La Matanza, Ensenada, La Plata, Almirante Brown, Quilmes, San Martín, Hurlingham, Tres de Febrero, Dolores, La Costa, San Nicolás, Bahía Blanca, Lomas de Zamora y Escobar.

“Ahora están en proceso de notificación. Igual en general todos presentan un recurso de revocatoria, y ahí se vuelve a evaluar todo. Pero apenas se les notifica ya están dados de baja y no puede trabajar más en la fuerza”, explicaron a La Nación fuentes del ministerio de Seguridad.

Durante todo el año pasado, 16.700 efectivos de la policía local fueron evaluados en el programa de evaluación y reentrenamiento. Un equipo les “tomó prueba” en operaciones policiales, prácticas de tiro y se entrevistaron con psicólogos. Luego se realizó una evaluación conjunta y se los clasificó con colores: rojo, amarillo o verde. El verde significa que estaban en condiciones de seguir en la fuerza, los amarillos necesitaban una capacitación pero podían permanecer, y los rojos tenían anomalías y no sería aconsejable que siguieran en la fuerza.

Eso llegó a la Superintendencia de Policía Local, que depende de Subsecretaria de Planificación, Gestión y Evaluación, y desde allí se pidió una evaluación la Dirección de Sanidad. Ellos los convocaron, primero los trató un gabinete psicotécnico y después una junta médica. Ellos determinaban si le daban reposo ambulatorio terapéutico (RAT), tareas no operativas (TNO), o la baja.

De los 16.700 efectivos que evaluó Sanidad en 2016, 1897 resultaron color rojo y fueron derivados a la Dirección de Sanidad, que ya determinó que se le diera la baja obligatoria a 94 efectivos. Aún falta que el ministro Ritondo determine si 96 más están aptos o no.

Hasta ahora sólo 422, de esos que habían sido marcados como “rojos”, fueron designados como aptos. “A veces la junta lo evalúa más de una vez. Algunos aún están en proceso de evaluación”, indicaron las fuentes.

Las razones de los revocamientos y bajas obligatorias de esos 94 efectivos ocurrieron por el artículo 8 inciso e y el 64 inciso d de la ley 13982, que indica que se les da la baja: “cuando en los exámenes psicofísicos periódicos surgiera una disminución grave de las aptitudes profesionales y personales que le impidan el normal ejercicio de la función policial que le compete, y no pudiere ser asignado a otro destino policial, ni acogerse a los beneficios previsionales“. NR


Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario