Buenos Aires, 24/09/2017, edición Nº 1775

Curiosidades nupciales: la edad de contraer matrimonio de los porteños

La Dirección General de Estadística y Censos del gobierno de la Ciudad publicó un informe con interesantes datos de los últimos 26 años.

(CABA) El área de estadísticas del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires difundió hoy los datos de Nupcialidad desde 1990 hasta el 2015. El informe analiza la frecuencia de los matrimonios y otras tendencias en los últimos 26 años, considerando los cambios legales como el divorcio y matrimonio igualitario de las últimas décadas.

Algunos de los datos más interesantes que arroja el informe:

Tanto hombres como mujeres se casan cada vez más tarde. En los varones, la edad promedio pasó de 29,3 años en 1990, a 34,1 años en 2015; es decir que quienes se casaron en 2014 son, en promedio, casi cinco años mayores que quienes lo hicieron en 1990. Entre las mujeres, el paso fue de los 28 años a los 33,2 años, o sea el aumento es igual.

Durante el último cuarto de siglo, el número anual de matrimonios registrados en la ciudad se redujo en un 46%. Mientras que en 1990 hubo 21.966 casamientos, en 2015 hubo 11.715. De aproximadamente 22.000 en 1990 a menos de 11.800 en el año 2009.

En 2010, año de la instauración del matrimonio igualitario, la tendencia se revirtió, registrándose un aumento momentáneo de matrimonios en el trienio 2010-2012. Pero la tendencia descendente continuó a partir de 2013.

De los casamientos inscriptos en 2015, 11.295 fueron de parejas heterosexuales y 420 de homosexuales: 267 entre varones y 153 entre mujeres.

Cada vez son menos las personas que reinciden en el casamiento. En el año 1990, en más del 27% de los matrimonios uno de los cónyuges ya había estado casado. Ese porcentaje fue disminuyendo y hacia el año 2000 desciende por debajo del 20%.

El estudio también agrupa a las personas que se casan por nacionalidad. Al mirar el detalle del lugar de nacimiento de los contrayentes en los matrimonios heterosexuales durante el año 2015 se observa que las nupcias entre nativos concentran el 77,7%. Que las argentinas que se casaron con extranjeros suman el 5,3%. Y que los matrimonios de argentinos con extranjeras resultan el 8,4%. El resto de los casos se trata de casamientos entre extranjeros (8,6%). De éstos, las bodas más frecuentes entre connacionales se dan en las comunidades peruana (1,7%), paraguaya (1%) y del resto de América (3%).

A partir del 2000, observa que en los matrimonios heterosexuales hubo un importante crecimiento en el nivel de actividad económica de sus miembros. El crecimiento comienza a delinearse a partir del año 2002. Como contrapartida, disminuye el porcentaje de los matrimonios donde la cónyuge es inactiva. De valores próximos al 30% hacia el año 2000, luego de la crisis se registra un fuerte descenso de la inactividad de las cónyuges, tendencia que a partir del año 2002 sigue un firme descenso que se sostiene hasta el año 2015.

S.C.

Comentarios

Ingresa tu comentario