Buenos Aires, 23/03/2017

Un cura de Pehuajó fue acusado de pedir drogas y prostitutas

El párroco, de 49 años, fue desplazado de la iglesia de Henderson

(CABA) El Obispado de la ciudad bonaerense 9 de Julio desplazó al sacerdote Néstor Daniel Camagna de la iglesia de Henderson y comenzó una investigación interna después de que trascendiera, en medios locales, que el párroco habría buscado estupefacientes y prostitutas durante una visita a Pehuajó.

“Ante la información vertida en algunos medios locales, afirmamos que ha llegado a nuestro conocimiento que un presbítero de esta diócesis ha sido interceptado e interrogado por la Policía”, dice la nota difundida por el Obispado. El comunicado fue dado a conocer ante la denuncia planteada por el sitio Henderson Online, en la que se afirmaba que en la madrugada del lunes 27 de junio el cura habría averiguado por un lugar donde se ejerciera la prostitución y venta de estupefacientes en la ciudad de Pehuajó.

0002082698

El subcomisario Luis Almirón explicó: “El día lunes entra un llamado al 911, donde da cuenta la señora López Natalia que a su hijo de 16 años, cuando estaba con un amigo, lo había interceptado un sujeto en un vehículo Corsa de color gris y que el conductor le consulta cómo era la noche de Pehuajó y dónde podía conseguir drogas y prostitutas”.

El sitio Henders Online agregó: “El menor llega a su casa y cuenta lo ocurrido. La madre llama al 911. Se alerta a los móviles, se identifica al vehículo en la zona céntrica de la ciudad. No tienen impedimento alguno. Se consulta con la fiscalía y se toma la denuncia a la progenitora”. El medio señala que el sacerdote Néstor Daniel Camagna, quien por estos días celebraba misa en Henderson, se movilizaba en un Chevrolet Corsa color gris, un dato ratificado por las autoridades de la diócesis de 9 de Julio.

Camagna, oriundo de Trenque Lauquen, reemplazaba al sacerdote Tomasz Wargoski, quien está de vacaciones en su país natal, Polonia. El texto del Obispado señala que si bien aún no hay desde la Iglesia “conocimiento de que se le haya imputado a ese sacerdote ningún delito de índole civil”, la arquidiócesis se pone a “entera disposición de la Justicia para colaborar al esclarecimiento de los hechos, en caso de que fuera necesario”.

El comunicado fue contundente. “A raíz de las noticias trascendidas en los medios, hemos comenzado de oficio una investigación interna para la clarificación de lo acontecido. Asegurando que, en caso de confirmarse algunos de los elementos referidos en dichos medios, se tomarán todas las medidas canónicas penales pertinentes”. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario