Choque de generaciones en el trabajo: cómo resolver diferencias entre Baby Boomers y Milenians

El especialista en Coaching Carlos Dell´Aquila comparte las diferentes formas que tienen ambas generaciones de ver cómo solucionar los temas.

Escribe Carlos Dell´Aquila, Director Área Personal – Coaching Argentina

(CABA) En mi anterior columna, un personaje inventado (y no tanto), el Lic. Bartolomé Boomer de más de 50 años (generación conocida en management como los “Baby Boomers”), le escribía una nota a uno de sus colaboradores, veinteañero, sobre lo complejo que le resultaba liderarlo por las formas diferentes que tienen ambas generaciones de ver cómo resolver los temas y como trabajar. Aquí viene la respuesta de Yaco Milens (de la “Generación Y” o “Milenians”).

Espero disfruten de este contrapunto de visiones:

¡Muchas gracias por el feedback Lic. Bartolomé Boomer!

Le agradezco dos cosas: que me haya dado Feedback sin esperar la reunión anual (¡anual) y que me escriba un carta (http://parabuenosaires.com/a-vos-te-hablo-pebete-la-columna-de-bartolome-boomer/). Para mí es muy importante tenerlo escrito. Gracias nuevamente.

Espero no se moleste que lo tutee, me es más cómodo… Te respondo algunos puntos de tu carta:

Hacer las cosas a mi modo: el tema aquí no es que no las quiero hacer como vos me indicás, sino que de esa forma estamos desaprovechando los recursos tecnológicos que ya están al alcance. Por ejemplo, el otro día atiendo el teléfono de Santi, mi compañero, y era SuperCliente. Santi estaba dentro de la reunión de seguimiento, si le enviaba un mail con la consulta, hasta las 16hs no tenía respuesta, asique le mande un tweet y me contestó casi inmediatamente. ¡Todos contentos! Me parece que tengo la oportunidad de explicarte cómo usar esta tecnología y otras, ganemos eficiencia, dame la oportunidad. ¡Los procedimientos organizacionales no se actualizan al ritmo de la eficiencia tecnológica!

Trabajar desde casa: te lo agradezco, sabes, vivo solo y la señora que viene a limpiar no puede venir en otro horario y no le puedo dejar llave, necesito estar en casa. Te aseguro que trabajo más desde allá y me resuelve un problema importantísimo para mí. Entonces, voy a arreglar horarios y días fijos y luego los vemos para que no obstaculice ningún plan que tengas o para lo que me necesites en persona en la oficina.
Implementar cambios y no solo proponerlos: contá conmigo al cien por cien. Si propongo algo me hago responsable. Espero sí, que me ayudes, pero ahí estaré para ejecutar el cambio. No veía el punto y ahora que me lo explicas lo entiendo.

Reuniones presenciales: todo bien con las reuniones, pero muchas podrían ser realizadas por chat, Skype o reemplazadas por mail y documentos colaborativos (usando nuevamente la tecnología existente). Y para las que no… ¿podríamos ir al bar de la esquina de la oficina?, te aseguro que trabajaremos más sueltos y lograremos mejores resultados. Si nos quedamos en la oficina, ya viste, nos interrumpen todo el tiempo, nos sacan de la reunión. Probemos un mes y luego reevaluamos, ¿qué te parece?

Autoridad: entendido, es otro de los puntos que no veía, pero ahora que me lo explicas lo comprendo.
Master, modelos y libros: es verdad que en los libros están los casos de estudio maquillados para hacer la metodología y el tema más comprensible, y que la realidad es bastante más compleja, pero es un Norte, y me parece que conviene tenerlo como meta. Démosle otra vuelta a esto con algo más específico y vemos.
Por ultimo te cuento que compartí con mi novia y algunos compañeros de trabajo lo que me escribiste, justamente habíamos leído hace poco una columna que te recomiendo: http://parabuenosaires.com/que-hacer-si-se-tiene-mucha-experiencia-obsoleta-y-se-siente-menospreciado/ que habla justamente de esto, de lo diferente que somos por las generaciones a las que pertenecemos, ¡pero hay solución!

Un abrazo Bartolomé. Y contá conmigo, yo también cuento con vos.

Lic. Yaco Milens

NR

generaciones3