Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

Cuenta regresiva para el Metrobus de La Matanza

Lo inauguran mañana Macri y Vidal, en los primeros pasos de la campaña electoral. Tendrá 17 estaciones sobre la Ruta 3 y lo usarán 18 mil pasajeros por hora.

(PBA) Corte de cinta, recorrida, sonrisas y fotos. Será la presentación de un nuevo servicio, pero con toda la pinta de acto de campaña electoral. A partir de mañana comenzará a circular el Metrobus de La Matanza, que será inaugurado por el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal en el municipio más grande del GBA y uno de los principales reductos del kirchnerismo.

Se trata del primer Metrobus que construye la Nación en la Provincia desde que asumió en diciembre de 2015. Correrá a lo largo de 16 kilómetros de la Ruta 3, que es el principal eje de circulación de La Matanza, entre la ruta 21 y Presidente Perón. Con 17 estaciones, atravesará algunas de las localidades más pobladas del GBA.

Por la zona circulan 20 líneas de colectivos que transportan cerca de 240.000 pasajeros por día. Con el nuevo circuito, de tres carriles, los viajes que tardaban 45 minutos bajarán a 33 minutos. Además, la obra ordenará la circulación de los vehículos particulares, que tendrán dos carriles en cada mano, por lo que se espera que reduzcan de 38 a 32 los minutos para recorrer el tramo.

El proyecto se completa con la construcción de un Centro de Trasbordo a la altura de la ruta 21, que conectará los colectivos y las combis con el ferrocarril Belgrano Sur. Sumarán dos edificios con oficinas, baños, estacionamientos y áreas para regulación de los buses y para el descanso de los choferes.

Junto con la agilización del tránsito y una mayor seguridad vial, el Metrobus implica mejoras en el espacio público. Repararon las calzadas y 70.000 m2 de veredas, instalaron mobiliario urbano, plantaron 1.390 árboles y más de 44.000 plantas, repararon dos puentes carreteros, construyeron 613 rampas para discapacitados y, sobre todo, colocaron 1.100 luminarias LED que mejoraron ostensiblemente la iluminación de la ruta.

La construcción generó 1.000 puestos de trabajo. También supone una mejora en las condiciones laborales de los empleados de las líneas de colectivos: el Gobierno capacitó a más 4.000 personas, entre choferes, inspectores y jefes de tránsito.

“Es el Metrobus más importante que se haya hecho en la Argentina. No sólo va a significar menos tiempo de viaje sino también la transformación de los barrios. El cambio de la infraestructura realmente es un antes y un después como pocas obras que se están haciendo en el país”, afirmó el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich.

El Metrobus es uno de los sellos distintivos de la gestión PRO. Durante la gestión de Mauricio Macri en la Ciudad inauguraron los circuitos de Juan B. Justo, Roca/Fernández de la Cruz, la 9 de Julio, autopista 25 de Mayo y la avenida Cabildo, que fue el primero en cruzar a suelo bonaerense, ya que llega hasta la Quinta de Olivos. Ya con Horacio Rodríguez Larreta como jefe de Gobierno sumaron el de San Martín, la extensión del Metrobus norte hasta Palermo, y se espera para las próximas semanas la apertura del de Paseo Colón/Leandro N. Alem. En total, un millón de personas usan los Metrobuses cada día en la Capital Federal.

Por eso la inauguración del circuito de La Matanza tiene un impacto de gestión pero también un fuerte color político. La obra costó $ 1.721 millones, que se financiaron un 30% con fondos propios y el 70% con un crédito del Banco Mundial. Ese préstamo había sido gestionado por el ex ministro de Transporte Florencio Randazzo, que en diciembre de 2013 anunció el proyecto. Pero al asumir la gestión de Cambiemos, Transporte modificó el plan casi en su totalidad. Además, afirmaron que la construcción había avanzado muy poco.

El Metrobus fue entonces un foco de disputa política entre el macrismo y la intendente peronista Verónica Magario. Pese a que la construcción la llevó adelante la Nación, en La Matanza podían verse carteles con la leyenda “Metrobus-Magario”. La municipalidad de La Matanza, histórico bastión del peronismo bonaerense, sirvió para alojar a algunos de los ex funcionarios del gobierno kirchnerista, como Roberto Feletti o Débora Giorgi. La propia Magario suena como candidata a senadora para las próximas elecciones, en caso de que la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner decidiera no competir.

MG

Comentarios

Ingresa tu comentario