Buenos Aires, 23/05/2017

Cuchillazos y enfrentamientos por la venta de los terrenos de Casa Amarilla

El hecho sucedió en la sede de la comuna 4, en Nueva Pompeya; hay dos heridos, uno de arma blanca

(CABA) La violencia se apoderó de la sede de la comuna 4, en Nueva Pompeya, y fue la protagonista de lo que debería haber sido una simple reunión vecinal para manifestar las inquietudes en contra de la venta de los terrenos de Casa Amarilla al club Boca Juniors. Un joven militante recibió un cuchillazo en el cuello y otro hombre, hermano del actual senador del Frente para la Victoria Juan Manuel Abal Medina, fue golpeado. Denuncian la presencia de patotas que actuaron con un supuesto interés político.

Los funcionarios judiciales de la fiscalía descentralizada de Nueva Pompeya y Parque Patricios, Adrián Giménez y Marcelo Munilla Lacasa, analizarán el registro de las cámaras de seguridad del interior del inmueble de la comuna 4, ubicado en Del Barco Centenera 2906, con el objetivo de intentar identificar a los agresores. Además, obtuvieron la lista en la que figurarían todos los asistentes al encuentro, que se supone debían registrarse previamente.

Una de las víctimas fue identificada como Matías Scinica, de 25 años. El joven, militante de la agrupación Boca es Pueblo, recibió una puñalada en el cuello. El otro herido resultó ser Fernando Abal Medina, hermano del ex funcionario nacional y actual legislador. El hombre sufrió varios golpes cuando habría intentado calmar a los agresores y, como Scinica, fue trasladado al hospital Penna, donde hasta ayer permanecían internados.

La organización Boca es Pueblo, conformada por socios del club de la Ribera y vecinos de La Boca, contó que al momento de plantear el rechazo a la venta de los terrenos de Casa Amarilla “una patota que responde a un puntero de Pro y no integrantes de la barra comenzó a agredirnos física y verbalmente”. Denunciaron, además, “la existencia de una zona liberada por parte de la policía, dado que no se explica su ausencia en un evento de estas características, llevado a cabo en un edificio público”.

Por el otro lado, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, negó que Pro tenga una “patota” y aseguró que los incidentes se dieron en el marco de “gente que no estaba de acuerdo en un proyecto y que terminaron así”. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario