Buenos Aires, 23/10/2017, edición Nº 1804

Cuatro ejercicios para estimular el cerebro

Fomentan las conexiones cerebrales, mejoran la concentración, la comprensión de lectura y la memoria.

(CABA) Las exigencias del trabajo, la facultad, una agenda cada vez más apretada… Cuando sentimos que la velocidad de la vida cotidiana no nos da tregua, podemos acudir a opciones de ejercitación que nos ayudan a juntar energías y seguir adelante. Una de ellas es el brain gym, también conocido como gimnasia cerebral.

Es un sistema de actividades que se divide en 26 ejercicios sensomotores. Sirven para mejorar la realización de aquellas tareas que implican el uso del cerebro, como la concentración, la comprensión de lectura y la memoria. También ayudan en algunos trastornos o disfunciones, como la dislexia o la hiperquinesia.

Además, este método favorece el óptimo funcionamiento de los dos hemisferios cerebrales. Mejora la conexión entre cerebro y cuerpo, a través del movimiento, y ayuda disminuir el estrés emocional o intelectual que interfiere en el aprendizaje. Como no reconoce barreras de edad, puede aplicarse en niños que presentan dificultades en el colegio, en adultos que no pueden desarrollar sus metas y en personas mayores.

Los ejemplos que presentamos se pueden realizar en cualquier momento del día y repetirlos tantas veces como se desee. También se pueden aplicar durante una tarea que resulta dificultosa: nos preparan para aprender, nos permiten estar en el lugar óptimo y funcionan como un precalentamiento. El tiempo de duración de los ejercicios son apenas unos segundos, pero se pueden prolongar más tiempo.

Brain-gym agua

Agua: Debemos tomar un sorbo de agua para que las conexiones en el cerebro se fortalezcan. No es lo mismo tomar té o gaseosa, ya que el cerebro lo recibe como comida.

Brain-gym botones

Botones: Poner una mano en el ombligo y la otra en la zona de la clavícula, masajeando la zona con movimientos circulares. Luego, alternar con una y otra mano. Este ejercicio nos ayuda a enfocar el pensamiento y a ver todo más claro.

Brain-gym cross

Cross: Consiste en cruzar mano con pierna contraria, con movimientos alternados. Es una indicación para que los hemisferios se crucen y poder usar ambos para procesar los acontecimientos. Ayuda a trabajar con el cerebro integrado y a tener una buena comprensión y asimilación.

Brain-gym ganchos

Ganchos: Primero tenemos que cruzar las piernas y también los brazos, formando una figura que es el símbolo del infinito. Luego, en un segundo tiempo, unimos los dedos de las manos, como metáfora de estar nuevamente integrando los hemisferios cerebrales. Este ejercicio nos permite recuperar y acomodar nuestra energía. Produce alivio, nos afloja si estamos tensos y nos permite estar mejor enfocados.

Fuente: Entremujeres

Comentarios

Ingresa tu comentario