Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

Cuáles son los síntomas y cómo tratar las alergias a los medicamentos

El diagnóstico no es simple de detectar. La penicilina y los analgésicos están a la cabeza de los que más reacciones pueden provocar.

(CABA) Fiebre, urticaria, picazón en los ojos y dificultad para respirar son sólo algunos de los síntomas que pueden aparecer luego de consumir un medicamento al que una persona es alérgica y no lo sabe.

Según estimaciones difundidas por el servicio de Alergia e Inmunología del Hospital Universitario Austral, hasta un 25% de la población puede presentar una reacción ante algún fármaco y las alergias están entre las principales complicaciones. Éstas afectan al 7% de la población general, y ascienden a entre el 10% y 20% cuando se trata de pacientes hospitalizados.

Desde la institución médica dijeron que el diagnóstico de la alergia por medicamentos no es simple de detectar ya que los síntomas no siempre se pueden ver inmediatamente; incluso pueden demorar hasta dos semanas. Por eso, destacan como importante que los pacientes informen adecuadamente siempre al personal sanitario si tienen alguna alergia; del mismo modo que es recomendable que porten un identificador de alergia como pulsera o colgante, además de avisar a familiares de la condición.

¿Cuáles son los síntomas a los que se debe estar atentos? A las erupciones cutáneas con picazón en la piel o urticaria, que sucede en el 95% de los casos. También a la picazón en los ojos, la fiebre y la dificultad para respirar.

“El hecho de haber recibido un medicamento y no se dé la reacción alérgica en el momento no significa que no exista una relación porque existen las reacciones inmediatas, que se dan en menos de una hora, y las tardías, que pueden aparecer hasta dos semanas después”, dijo a La Nación Ricardo Darío Zwiener, médico del servicio de Alergia e Inmunología del Hospital Universitario Austral.

El doctor aclaró, además, que “la reacción alérgica no frena el efecto del medicamento en el cuerpo“. “Sin embargo, si uno tiene una reacción la primera medida que se tiene que hacer el suspender el fármaco”, añadió.

En la misma línea, la especialista en Alergia e Inmunología Clínica y directora de Investigación en Alergias y Enfermedades respiratorias (InAER), Anahí Yañez, señaló que “es muy difícil detectar una alergia medicamentosa porque, muchas veces, el paciente no tiene conciencia de que lo que le provoca esa alergia es un medicamento”. Además, agregó que “es clave el trabajo del médico durante la entrevista y luego de los exámenes complementarios” y que “no hay una edad específica para estas alergias”.

Los medicamentos que más alergias generan
Los antibióticos betalactámicos (penicilina y derivados como la amoxicilina y las cefalosporinas) son la causa principal de reacciones alérgicas a medicamentos y representan casi la mitad del total de las reacciones alérgicas.

Luego le siguen los antiinflamatorios no esteroideos (AINE: ácido acetilsalicílico, pirazolonas, ibuprofeno, diclofenaco, por ejemplo), que es causal de cerca del 40 por ciento de las alergias.

Se le suman otros antibióticos como la sulfamidas, quinolonas, tetraciclinas, macrólidos; los medicamentos para combator la epilesia (fenitoina, carbamacepina, lamotrigina) y algunos fármacos que se usan para anestesia.

Zwiener agregó que si la persona no pudiera suspender el medicamento que genera la alergia porque no existe una droga alternativa, es posible generar una “tolerancia temporal” a ese fármaco. “Esto se suele hacer en caso de pacientes oncológicos cuyos tratamientos no se deben modificar”, concluyó el profesor de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral.

Además, la doctora Anahí Yañez señaló que “la alergia al medicamento se tiene para toda la vida y la persona debe evitar esa medicación y los fármacos que integran esa familia”. NR


Fuente consultada: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario