Buenos Aires, 24/09/2017, edición Nº 1775

Crece el furor por los “otros deportes”

Tras los Juegos Olímpicos, muchos chicos se acercaron para probarse en saltos ornamentales, nado sincronizado y badminton, entre otras disciplinas

(CABA) Pasaron los Juegos Olímpicos de Río 2016 y atrás quedaron las postales de grandes atletas subiéndose a los podios y también las de protagonistas ignotos para el gran público en pruebas que ni siquiera el aficionado común conoce las reglas. ¿Qué pasó en la Argentina después de ver por TV algunos de los deportes que no son populares? Lejos del imán del fútbol, el tenis y el vóley, entrenadores, profesores de gimnasia y dirigentes de clubes comenzaron a recibir muchas más consultas de chicos y adultos a quienes se le despertó la inquietud de practicar disciplinas “no tradicionales”.

Los saltos ornamentales llamaron la atención. Hay que tirarse a la pileta desde las alturas, una práctica que aquí no es muy usual. “Ya recibimos seis mails de gente interesada cuando en general nos envían un correo solo mensualmente”, cuenta Andrea De Ruvo, profesora en Racing Club de Avellaneda. “Con mi marido enseñamos en el Cenard, que tiene la pileta reglamentaria. Este es un deporte que está resurgiendo, pero hay sólo unos cien que lo practican en todo el país”, aclara entusiasmada. Y afirma que: “No es fácil que los padres manden a los chicos a tirarse al agua desde 10 metros. Prefieren que vayan a natación u practiquen otros deportes”.

En nado sincronizado descollaron las rusas Svetlana Romashina y Natalia Ishchenko quienes asombraron con su coordinación y ritmo cercano a la perfección. “No hay con qué darles”, sostiene Gabriela Viglino, quien fue juez en Río de Janeiro y aquí está al frente de la escuela Nademos. “La cantidad de mensajes que recibí fue increíble. Ahora los estoy contestando. Muchas mamás querían saber si podían inscribir a sus hijas. Tiene lo que les gusta a las nenas: danza, coreografía musical y natación”, detalla.

Otro deporte que acaparó asombros fue el tiro con arco. Aun con tribunas vacías, los deportistas mostraron su buen pulso para dar en el blanco. “Cuando el deporte sale en la TV crece el entusiasmo. Estos días aumentaron un 60% las consultas”, puntualiza Gabriel Aquino, del Club Universitario de Arquería, que detalla que entre los 350 socios activos de la entidad hay unos 60 chicos. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario