Buenos Aires, 20/11/2017, edición Nº 1832

Crece el número de locales cerrados en la Ciudad

El las avenidas principales de la Capital ya hay más de 200 negocios vacíos. (CABA) Como la industria y la construcción, el comercio comenzó a sentir los efectos de la recesión económica y la cada vez más elevada inflación que golpea al país. Un relevamiento de la nacion -a nivel nacional no existen datos consolidados- demostró que crece el número de locales comerciales vacíos o cerrados, tanto en la ciudad de...

El las avenidas principales de la Capital ya hay más de 200 negocios vacíos.

1686729w645

(CABA) Como la industria y la construcción, el comercio comenzó a sentir los efectos de la recesión económica y la cada vez más elevada inflación que golpea al país.

Un relevamiento de la nacion -a nivel nacional no existen datos consolidados- demostró que crece el número de locales comerciales vacíos o cerrados, tanto en la ciudad de Buenos Aires como en los grandes distritos.

En marzo, después de la devaluación, la Cámara Argentina de Comercio (CAC) informó que en la Capital había un promedio de 1,3 locales en alquiler cerrados por cuadra. La situación se agravó en abril, según la CAC, con un “significativo aumento” de comercios vacíos, y se amesetó tras el Mundial de fútbol, aunque, añadió, la vacancia sigue siendo “elevada”.

En junio había 50 locales de la avenida Santa Fe sin actividad. La situación se replicaba en Corrientes (68), Pueyrredón (30 locales), Córdoba (26), Cabildo (21) y Florida (18), las principales arterias comerciales porteñas.

En la ciudad de Buenos Aires, la vacancia de locales comerciales en las principales arterias es “elevada”. En junio, según la Cámara Argentina de Comercio (CAC), aparecieron más de 200 locales vacíos en las principales avenidas porteñas (Santa Fe, Corrientes, Pueyrredón, Córdoba, Cabildo y Florida). La cantidad de comercios vacantes se elevó así 30,7% entre abril y junio, a 1,7 locales por cuadra.

A la baja en el consumo, que en la actualidad ya no sólo afecta a vehículos o electrodomésticos, sino que implica también al consumo masivo en supermercados, debemos sumar el incremento de alquileres, del costo laboral y de la carga tributaria“, explicó Gabriel Molteni, economista de la CAC, que agregó además que los impuestos alcanzan ya el 50 por ciento del margen de rentabilidad.

El consumo minorista cae ya desde hace siete meses. Las cifras de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa afirman que las ventas de los comercios cayeron 9,6 por ciento en julio con relación con junio. En los primeros siete meses acumularon una baja promedio de 7,4% anual.

 

 

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario