Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

Crece el número de divorcios de parejas jóvenes en la Ciudad

(CABA) En la Ciudad, son cada vez más las parejas “jóvenes” que se divorcian. De acuerdo con datos de los registros civiles de la Capital Federal, ya hay dos divorcios por día de matrimonios que no duran ni cinco años. Los expertos vinculan la corta duración con la rapidez en que se viven estos tiempos. “Sí, es cierto que las parejas duran menos y que bajaron muchísimo los matrimonios, pero...

(CABA) En la Ciudad, son cada vez más las parejas “jóvenes” que se divorcian. De acuerdo con datos de los registros civiles de la Capital Federal, ya hay dos divorcios por día de matrimonios que no duran ni cinco años. Los expertos vinculan la corta duración con la rapidez en que se viven estos tiempos.

Sí, es cierto que las parejas duran menos y que bajaron muchísimo los matrimonios, pero aumentaron las convivencias, y eso se ve cuando vienen a inscribir a los hijos, la mayoría no están casados”, contó la directora del Registro Civil de la Ciudad, Ana Lávaque.

Y completó: “Todo es más breve, pero sigue habiendo parejas y familias, cambiaron los paradigmas sociales y la forma de mostrarse ante la sociedad“. Por eso no extraña que, de acuerdo con datos de los registros civiles y juzgados de familias, para 1990 los enamorados que se divorciaban llevaban entre 10 y 20 años de convivencia, mientras que el 2000, entre 5 y 10 años.

El individuo es un sujeto de la cultura, es decir, la época influye, en todo“, explicó Carlos Antar, médico psiquiatra y psicoanalista, ex coordinador del Departamento de Familia y Pareja de la Asociación Picoanalítica Argentina.

Antes era muy fuerte la consigna de casarse y tener hijos joven. Y había represión sexual, de la que se salía entrando en la legalidad del matrimonio. Separarse estaba mal visto y se creía que provocaba traumas a los hijos“, agregó el especialista.

Asimismo, Antar cree que todos esos valores cambiaron, por lo que hoy ya no tiene sentido prolongar una relación si está sumida en el fracaso. También se sabe que, para los hijos, una buena separación puede ser hasta favorable.

78630827

Comentarios

Ingresa tu comentario