Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Crece el circuito de comidas orgánicas, étnicas, raw y veganas

Vida saludable.

tendencia

(CABA) En el estilo cosmopolita, moderno y urbano, la vida saludable ya es una tendencia que cada vez suma más seguidores. Y mucho más cuando se trata de la gastronomía. Lo orgánico ya es parte de un cambio de hábito y tiene su movida gourmet que alcanza a restaurantes, productos, ferias y mercados.

El circuito veggie porteño crece a paso firme e incorporó propuestas no sólo orgánicas sino también étnicas, raw (crudas) y veganas que tanto los comensales habitués como los curiosos no pueden resistir.

Una recorrida por los diferentes restaurantes refleja que la onda orgánica es un sello que vende y cada vez son más los que se inclinan por este tipo de menú. Son los productos saludables, puros, sin fertilizantes, químicos o aditivos industriales, las premisas de los amantes de la vida sana a la hora de elegir el menú. La alimentación naturista se basa en mantener los sabores originales de las comidas. Se trata de una posición ante la alimentación tendiente al vegetarianismo aunque también abarca a quienes sin ser vegetarianos rechazan los productos obtenidos mediante abonos químicos o que hayan sufrido la aplicación de pesticidas.

Más allá de la fama mundial de la Argentina y su carne, desde hace pocos años el consumo de platos que excluyen los derivados animales se instala con fuerza en la mesa donde reinaban el bife y el asado. Muchos restaurantes basan sus cartas 100% veggies y reciben a todo tipo de público, inclusive el que también disfruta del asado los domingos.

La maca, la espirulina, el polen y el wheatgrass o pasto de trigo, la raw-food –o comida cruda, a base de semillas y germinados– y todos los productos orgánicos, donde se excluye el uso de pesticidas y fertilizantes, son los nuevos ingredientes que se incluyeron en el diccionario de los comensales de la gastronomía saludable. Los restaurantes del rubro redefinen la experiencia de disfrutar de un menú totalmente libre de carnes. En sus extensas cartas, demuestran que lo saludable, lo rico y lo gourmet pueden ir de la mano.

Fuente: La Razón

Comentarios

Ingresa tu comentario